MONFORTE / LA VOZ

El sol aprieta duro en verano en Monforte. Fue el peor enemigo de la Mostra dos Viños da Ribeira Sacra cuando se celebraba en la explanada de la Compañía, al pie del monumental colegio que mandó levantar el cardenal Rodrigo de Castro. El escenario merecía la pena, pero no había una triste sombra para soportar la canícula. Después de quince años, la feria conjunta vuelve a dar señales de vida. Esta vez con el paseo del Malecón, junto al paseo fluvial del Cabe. Un nuevo emplazamiento que parece convencer a los bodegueros con vistas a la consolidación de la feria.

«Todas as denominacións galegas teñen a súa feira conxunta, Ribeira Sacra non pode ser menos», dice en su caseta César Enríquez, de Adegas Cachín, la bodega ourensana que puso el vino de Ribeira Sacra en la copa de Obama. Como vocal del consejo regulador, fue uno de los principales valedores de la recuperación de la muestra, rebautizada ahora como Festival do Viño da Ribeira Sacra.

Son las dos de la tarde y los termómetros se aproximan a los 35 grados de máxima que pronostican los meteorólogos. Pero las hojas de los árboles se mueven y hay gente en los puestos degustando tintos y blancos a una temperatura perfecta. «La proximidad del río vale mucho», comenta Carlos López, director comercial de Ponte da Boga, mientras sirve unas copas del Capricho de Merenzao 2015. Y es que el horizonte vitícola de Ribeira Sacra hace tiempo que no se agota en la mencía.

Las bodegas solo abrirán de mañana, pero habrá un concierto para cerrar la jornada

Tras un paréntesis de quince años, la celebración de las bodas de plata del consejo regulador sirvió de pretexto para recuperar la muestra vitícola conjunta de Ribeira Sacra. Más de veinte bodegas de las distintas subzonas que integran la denominación de origen participan desde el viernes en el festival. El cambio de nombre no es gratuito, porque el formato de la feria incluye ahora entre sus reclamos diversas actuaciones musicales.

Susana Seivane actuó en la jornada inaugural y el grupo Zoelas cerrará hoy el programa con un concierto gratuito, a partir de las diez y media de la noche en la plaza de España.

Las casetas de las bodegas y delos puestos gastronómicos y de artesanía que están instalados en el paseo del Malecón cerrarán antes. Será concretamente a la una y media del mediodía, tras una actuación de la Real Banda de Gaitas de la Diputación de Ourense.

Votación
3 votos
Comentarios

¿De vinos a 35 grados? Sí, se puede