Desguazan en el puerto seco un antiguo tren de treinta vagones

El convoy fue retirado de la estación para dejar espacio en las vías de clasificación


monforte / la voz

En el puerto seco de Monforte empezó hace unos días una operación de desguace de un antiguo tren de mercancías que llevaba varios años depositado en este espacio a la espera de ser reaprovechado como chatarra. La composición ferroviaria constaba de en torno a una treintena de vagones que suman en conjunto cerca de cuatrocientos metros de longitud.

Los trabajos de desguace son realizados por una empresa especializada que trabaja de forma simultánea con dos grúas provistas de cizallas para despiezar los vehículos fuera de uso. Según indicaron algunos vecinos de las áreas próximas al puerto seco, la operación se ha estado desarrollando desde principios de esta semana y se calcula que el trabjo continuará realizándose a lo largo de un mes hasta que quede desmontada la totalidad del convoy.

Transporte de automóviles

Los vagones desechados fueron originalmente de mercancías -eran utilizados para acarrear paquetería y sacos de cemento, entre otros materiales- y en cierto momento se les retiraron las cubiertas laterales a fin de adaptarlos y reaprovecharlos para el transporte de automóviles. Hace ya años que estos vehículos fueron quedando obsoletos a causa de su antigüedad y su consiguiente deterioro, así como de la progresiva caída en desuso de este tipo de vagones. Todo parece indicar que su traslado al puerto seco para el desguace no significa que este espacio vaya a ser utilizado de forma sistemática para esta función.

Según fuentes consultadas, el viejo convoy de mercancías fue llevado en su día al puerto seco con el fin de remediar la escasez de espacio que se registra desde hace tiempo en las llamadas vías de clasificación de la estación ferroviaria, donde actualmente se siguen acumulado además otros antiguos vehículos en desuso. La presencia de estos materiales móviles -añaden- supone un importante estorbo a la hora de realizar las tareas de clasificación y separación de los vehículos inservibles y los que todavía pueden estar en condiciones de seguir prestando servicio. Esta falta de espacio libre en las vías también puede complicar la realización de maniobras en la estación.

Vehículos en desuso que no se pueden mover sin pasar por una revisión técnica

A pesar de la escasa distancia existente entre la estación ferroviaria y el puerto seco, el traslado a este último lugar de los vehículos obsoletos y en desuso -tal como se ha hecho con el tren de mercancías que está siendo desguazado en la actualidad- no resulta fácil. El motivo es que la reglamentación que rige el manejo de estos materiales establece que cuando un vagón lleva en torno a un año sin funcionar no puede ser movido sin que antes sea sometido a lo que se conoce como visitas de seguridad, a fin de determinar si está en condiciones de ser desplazado de nuevo. Mientras no se efectúe esta revisión, el vagón debe permanecer inmovilizado en la misma vía en la que quedó depositado y no se puede mover ni siquiera a una corta distancia y con el único fin de desguazarlo.

Las demoras que se producen a veces en estas inspecciones técnicas hacen que en las vías de clasificación de la estación monfortina se acumulen vagones antiguos. En algunos casos, estos vehículos han sobrepasado el plazo estipulado y por lo tanto ya no pueden ser cambiados de lugar hasta qu se realicen las correspondientes visitas de seguridad. La operación que se efectúa ahora en el puerto seco con el viejo tren de mercancías probablemente se hará también más adelante con otros materiales desechados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Desguazan en el puerto seco un antiguo tren de treinta vagones