Renfe prepara el adiós a su último tren con vagones convencionales

Se trata del convoy de largo recorrido Galicia-País Vasco que pasa por Monforte


monforte / la voz

El último tren con vagones convencionales que Renfe mantiene en servicio tiene los días contados. Se trata del Intercity Camino de Santiago, que hace el recorrido entre el País Vasco y Galicia, uno de los que tiene que hacer maniobras en la estación de Monforte. La empresa estudia su sustitución, aunque todavía no sabe cuándo será ni qué modelo de tren empleará en el lugar del actual. El cambio tiene como objetivo modernizar el material ferroviario y mejorar el servicio, pero la retirada de este tren y su sustitución por un modelo automotor, con máquina unida a los vagones de forma permanente, supondrá cambios tanto para el personal ferroviario como para los viajeros.

Este servicio de largo recorrido es el último cubierto por los que Renfe denomina trenes Arco. El actual modelo Arco fue estrenado en esta línea en el 2008. El otro tren convencional que quedaba operativo en el parque móvil de la empresa ferroviaria era el García Lorca, entre Barcelona y Almería, retirado en el 2011 y sustituido por un vehículo automotor.

Los trenes con coches convencionales como el que todavía rueda entre el País Vasco y Galicia son más versátiles cuando se trata de reaccionar ante posibles oscilaciones puntuales en la demanda. En los picos de ventas de billetes, como las Navidades, el verano o los puentes festivos, resulta más sencillo incrementar su capacidad porque basta con sumarles vagones. En cambio, la composición de los automotores no se puede modificar.

Comodidad y precio del billete

Pero los automotores también tienen ventajas, porque su características técnicas facilitan las maniobras, tanto en las estaciones de origen y destino, como las de acople y desacople de distintas ramas en ruta o las de inversión del sentido de la marcha.

La elección del modelo de automotor que sustituirá a este tren convencional también tendrá efecto directo sobre los pasajeros. Si Renfe opta por un tren tipo Alvia, los usuarios verán mejorada la comodidad del viaje, con más espacio y prestaciones. Claro que en ese caso también hay que esperar que el precio de los billetes se encarezca.

En cambio, si los responsables de la empresa deciden optar por un vehículo como los que cubren los servicios de media distancia, las prestaciones para los viajeros se reducirán, porque estos trenes disponen de menos espacio entre las butacas y carecen de servicio de cafetería.

Tren Arco Camino de Santiago

Este es el único tren que queda en la línea entre el País Vasco y Galicia desde la supresión en el 2014 del expreso nocturno que cubría este mismo itinerario. Tiene una salida diaria en cada sentido. En Galicia sale simultáneamente de A Coruña y Vigo y se une en Ourense, la misma estación en la que se separa el que hace el recorrido inverso. En el otro extremo de la línea, el tren sale y llega también a dos estaciones distintas, la de Bilbao y la de Hendaya. Y la estación en la que las dos ramas se unen o se separa es la de Miranda de Ebro

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
13 votos
Comentarios

Renfe prepara el adiós a su último tren con vagones convencionales