La supresión de los contenedores en el centro castiga a otras calles

Muchos vecinos no esperan al reparto de los cubos y llevan la basura a la periferia


MONFORTE / la voz

No todos los vecinos esperan a última hora para depositar la basura con arreglo a las normas municipales. En la mayoría de las zonas donde funciona el sistema implantado en junio del 2011, los cubos destinados a la recogida de los residuos orgánicos se reparten entre las siete y las nueve de la noche. Hay quien opta por abandonar las bolsas en la acera fuera del horario y esperar a que sean los operarios de la limpieza los que hagan un trabajo que no les corresponde. Otros recurren a las calles de la periferia donde se mantienen disponibles todo el día los tradicionales contenedores de color verde. Esta práctica motiva que los vecinos y empresas a los que prestan servicio se encuentren sistemáticamente con que están repletos.

Para el portavoz municipal del BNG, Emilio Sánchez, vecinos e industriales de la periferia sufren un agravio comparativo en la prestación del servicio de recogida de basura. «No Castelo ou nas estradas de Piñeira e da Vide hai empresas que pagan máis pola súa actividade e reciben un peor servizo», señala. «Os horarios do reparto dos cubos -añade- non lle van ben a moita xente que bota man dos contedores que hai noutras rúas, co conseguinte prexuízo para os que viven ou desenvolven algunha actividade nesas zonas».

El alcalde, José Tomé no cuestiona la necesidad de nuevos contenedores en puntos del casco urbano o de la zona rural del municipio. Otra cosa diferente es que se pueda dar una solución al problema a corto plazo. «Non é que estea mal o que di vostede, pero non é o momento de ver ese tema», señaló Tomé en el pleno. Según su criterio, la colocación de nuevos contenedores implicaría una modificación del contrato que se suscribió en su día con Fomento de Construcciones y Contratas, adjudicataria del servicio municipal de recogida de basura y limpieza viaria.

La concesión finaliza en septiembre del próximo año y será entonces, según el alcalde, cuando haya que revisar la disponibilidad de contenedores de basura. «Se ampliamos nalgúns sitios, haberá que ampliar tamén noutros», precisa Tomé.

Menos de un año de vigencia del contrato que implantó el nuevo sistema

El sistema de recogida de basura que eliminó los contenedores verdes en la calles más céntricas no se puso en marcha de forma inmediata. Aunque comenzó a aplicarse en junio del 2011, la nueva concesión se formalizó en agosto del 2010 y entró en vigor al mes siguiente. Será en septiembre del próximo año cuando finalice el contrato suscrito con Fomento de Construcciones y Contratas. Entonces habrá que renovar la adjudicación y decidir sobre la continuidad de la recogida mediante el reparto de cubos.

El actual alcalde se mostró crítico con este sistema en su etapa en la oposición. Tras su llegada al gobierno municipal, aplazó cualquier pronunciamiento sobre esta cuestión hasta que se renueve contrato. Tomé dijo que tendrá en cuenta el sentir mayoritario de los vecinos, aunque sin precisar si se llevará a cabo algún tipo de consulta.

Negociación de un nuevo convenio

El personal de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas celebró esta semana la festividad de su patrón, San Martín de Porres. Los trabajadores del servicio de limpieza se reunieron con ese motivo en una comida de confraternidad. El sindicato Comisiones Obreras, que representa a la plantilla, avanzó que en el encuentro también se «calentaron motores» con vistas a la revisión del convenio colectivo cuya vigencia finaliza este año. El representante de CC.OO. en la zona, Mario Docasar, vaticina que la negociación con la empresa será «larga y dura».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La supresión de los contenedores en el centro castiga a otras calles