Ultimátum municipal a la empresa de la piscina tras otra reunión sin avances

El representante de Alacer Ocio no entregó las cuentas «por falta de tiempo»


MONFORTE / La VOZ

Falta de tiempo. Es la excusa que puso el responsable de Alacer Ocio para no presentar las cuentas justificativa del déficit en el contrato de la piscina municipal por el que la empresa pide recibir una indemnización. La segunda reunión con los responsables municipales en quince días acabó como la anterior: sin avance alguno en la resolución del conflicto laboral que pesa sobre las instalaciones. Pero esta vez el Ayuntamiento no parece dispuesto a dilatar la solución.

El alcalde, José Tomé, dio este miércoles un ultimátum a la concesionaria. Si en una semana no aporta cifras que justifiquen los números rojos, todo indica que una empresa puente podría hacerse cargo del servicio hasta que se resuelva un nuevo concurso.

«Ou xustifican as contas ou tomaremos as medidas oportunas dentro da legalidade», avanza Tomé sin ir más allá. El rescate del contrato parece no encajar en la legalidad, por lo que la alternativa más factible sería garantizar el servicio a través de una empresa puente. El alcalde indicó en su día que se había contactado con Tragsa por si fuese necesario recurrir a esa salida.

Hasta el próximo miércoles

El ultimátum a la empresa finalizará el miércoles 19 de febrero a la una del mediodía. Todavía tiene los técnicos municipales a su disposición para poder presentar los documentos que le requiere el equipo de gobierno. Si justifica debidamente el déficit, el pleno podría aprobar el pago de la indemnización. Ya lo hizo en varias ocasiones a lo largo de este contrato, pero desde hace un año el Ayuntamiento aguarda sin éxito a que Alacer Ocio acredite el supuesto desequilibrio financiero en la concesión.

La plantilla estudia aplazar el primero de los paros

La reunión de ayer es la tercera que convoca el Ayuntamiento para tratar de resolver el conflicto laboral de la piscina. A la primera no asistió la empresa. En la segunda sí estuvo su responsable, acompañado de un asesor jurídico. Ayer acudió en solitario, pero de nuevo sin las cuentas. Sus interlocutores fueron el alcalde y los concejales Gloria Prada y José Manuel Mougán. También participaron los técnicos municipales de deportes y contratación, la interventora y el secretario.

Al termino de la reunión, el alcalde se entrevistó con el delegado de personal de la plantilla, a la que la empresa adeuda actualmente dos mensualidades. «O que lle dixen foi que o Concello está con eles e que non imos andar xogando. Vanse tomar as medidas oportunas pensando no funcionamento do servizo e nos intereses dos traballadores»,manifestó el alcalde. El personal de la piscina decide hoy si mantiene el paro de seis horas previsto para este viernes o si aguarda a conocer el desenlace del ultimátum municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ultimátum municipal a la empresa de la piscina tras otra reunión sin avances