«En la costa suelen tener fiestas más grandes y mejores orquestas»

Trabas legales y menos dinero para gastar son los principales problemas de los festejos populares

.
l. díaz
MONFORTE / LA VOZ

Alberto Gallardo, encargado de Espectáculos Espín, empresa que ha organizado durante años las fiestas de agosto en Monforte, señala que los dos principales condicionantes para negocios como el suyo son las trabas legales y la situación económica general.

-¿Cree que está en retroceso el fenómeno de las orquestas?

-No, aunque el mercado está peor que hace unos años y han bajado los presupuestos y el trabajo, pero las fiestas se siguen celebrando y se hacen en un 95% con orquestas o agrupaciones de verbena.

-¿Cuál es la actual situación de esta clase de fiestas?

-En los últimos años ha empeorado. El caché y el trabajo han bajado porque la gente tiene menos dinero. Parece que podría haber una pequeña recuperación para el año que viene, pero por el momento no hemos notado ninguna mejora. Además, se ha endurecido la normativa.

-¿Qué cambios ha sufrido la normativa?

-Las licencias de las fiestas cambiaron en 2013. Con la ley que entró en vigor ese año hubo cambios en los requerimientos necesarios para hacer espectáculos al aire libre, pero no existe un reglamento específico para la fiesta popular. Hay una libre interpretación por parte de cada ayuntamiento. Como la ley es genérica no hace distinciones claras respecto a este tema. Supongo que se solucionará cuando pasen unos años y se establezcan los límites para cada tipo de caso.

-Parece que la competencia entre las empresas de espectáculo es feroz, ¿es para tanto?

-La competencia es necesaria y, a veces, cuando la gente tiene la necesidad de trabajar, se hacen cosas que no se deberían hacer, pero no creo que sea ni más ni menos que en otro sector.

-¿Bueno y caro o regular y barato?

-Depende de la zona y de su economía. Las fiestas en zonas costeras suelen ser más grandes y están mejor dotadas económicamente, en consecuencia, tienen mejores orquestas. En las zonas deprimidas las orquestas son más económicas, pero los gastos fijos de una fiesta hoy son mayores que hace unos años y eso afecta al dinero que queda para contratar a los artistas.

- ¿Qué papel juega Internet para este tipo de negocios?

-Difundir la labor del artista es muy importante para que se vea su trabajo. Cuando un cliente va a hablar con un artista este ya lo ha visto por Internet en muchos vídeos subidos por el propio artista o por el público. Hasta hay demasiado caudal de información, lo que a veces abruma. -¿Acabarán por desaparecer estas fiestas?

-No creo. Van cambiando como todo, pero la fiesta popular forma parte de la cultura del pueblo gallego. La fiesta es para ir a bailar o reunirse con la familia, la gente cuenta con ella.

El caché del grueso de los conjuntos sigue siendo más bajo que en años anteriores

Para Alberto Gallardo, la entrada en vigor de la ley del emprendimiento y de la competitividad económica de Galicia del 2013 ha supuesto más obstáculos. Por otro lado, que muchas comisiones vecinales o asociaciones no dispongan de tanto dinero como antes para contratar a orquestas y grupos tampoco facilita que haya una mejora. Según él, el negocio de los espectáculos sigue resentido.

-¿Ha cambiado el caché de las orquestas?

-Se ha reducido el caché en general. El cliente tiene menos dinero, pero cuando un producto tiene mucha demanda el caché no baja. En el grueso de las orquestas se ha reducido posiblemente un 20% con respecto a los precios con los que se trabajaba en 2007 o 2008.

-¿Es, como alguna vez se ha dicho, un mercado donde reina el monopolio?

-Yo no lo llamaría monopolio, pero si que hubo una descompensación bastante grande en el pasado. A día de hoy no, aunque sigue habiendo empresas con más envergadura que otras. Esa diferencia provocó en alguna ocasión prácticas poco éticas que generaron mucho rechazo.

Votación
4 votos
Comentarios

«En la costa suelen tener fiestas más grandes y mejores orquestas»