Un incendio quemó al menos diez hectáreas de monte en Quiroga

El siniestro se originó por la tarde y continuaba activo por la noche


El primer incendio importante del año en el sur lucense afectó al monte Montouto, en la parroquia quiroguesa de A Cruz de Outeiro. Según la Consellería de Medio Rural, el fuego se declaró hacia las cinco y media de la tarde. En las primeras horas de la noche seguía activo, sin haber podido ser controlado, por lo que es probable que continuase durante la madrugada. Durante la tarde se desplazaron a la zona del siniestro cuatro brigadas bajo la dirección de dos agentes forestales, así como dos motobombas y dos helicópteros. Los medios aéreos dejaron de funcionar al anochecer, mientras que los demás siguieron realizando la labor.

Según las primeras estimaciones de Medio Rural, el fuego había quemado a esas horas una superficie de unas diez hectáreas, pero no fue posible especificar cuántas corresponden a monte bajo y cuántas a arbolado. Parece probable que la superficie afectada acabe siendo mayor, ya que el incendio se produjo en una zona de orografía complicada y de difícil acceso. Según indicaron algunos testigos, el terreno quemado es en gran parte de matorral, pero también hay árboles.

Otros testimonios apuntaron que en torno a las diez de la noche el incendio se propagaba en dos frentes por la ladera de la montaña, uno de ellos prácticamente continuo, mientras que el otro estaba partido en varios tramos separados. En esa parte del monte hay numerosos peñascos. Las brigadas de extinción ?añaden los testigos? intentaban acceder a esas horas a la parte alta de la ladera, utilizando algunas pistas existentes en la zona. Por otro lado, Medio Rural señaló que por la noche estaba previsto trasladar a la zona a otros equipos para apoyar a los que ya estaba operando sobre el terreno desde la tarde.

Temor a que el fuego alcance un valioso bosque autóctono

A última hora del día, vecinos de la zona manifestaban el temor de que el incendio se extendiese a la Devesa do Cervo, una importante formación de bosque autóctono que se encuentra en las cercanías del área siniestrada. De acuerdo con algunos testigos, el fuego parecía avanzar hacia esa zona cuando ya había anochecido.

Roi Estévez, un ingeniero de montes que reside en la aldea de Vieiros, señaló a este respecto que si el fuego se limita a las áreas de monte bajo quizá el daño mediomabiental resulte relativamente moderado. «A estas alturas do ano, o fogo corre moi depresa nas zonas de matorral, pero non se detén moito en cada sitio e non queima con moita profundidade ?explica? porque a terra aínda está húmida».

En toda la zona de montaña de los municipios de Quiroga y Folgoso do Courel, por otra parte, se perciben los efectos de la escasez de precipitaciones que se ha registrado a lo largo del otoño y del invierno. Los vecinos y los visitantes habituales de la zona indican que muchas fuentes permanecen secas, algo muy poco común en esta época del año.

Votación
2 votos

Un incendio quemó al menos diez hectáreas de monte en Quiroga