En la provincia solo hay cuatro puntos de recarga para vehículos eléctricos

La demanda tan baja de este servicio hace que las gasolineras no estén interesadas

.

lugo / la voz

En la provincia de Lugo existen en estos momentos solamente cuatro estaciones para la recarga de vehículos eléctricos -dos en la capital, por iniciativa de Viesgo, otra en Ribadeo, que puso en marcha Mercadona y una instalación privada en una casa de turismo rural de A Pontenova- y ninguna electrolinera. La primera empezará a funcionar en el mes de octubre en Piúgos, en las afueras de Lugo.

La situación anterior contrasta con el hecho de que Galicia sea la primera productora de coches eléctricos y de gas de España -se montan tres modelos diferentes para un mercado que crece el 35% anual- y con los objetivos marcados por la industria del automóvil para el año 2020, que pasan por conseguir que el 10% de los vehículos sean de energías alternativas a los combustibles fósiles tradicionales. También resulta curioso que Tesla, el fabricante americano de coches eléctricos en exclusiva, que está buscando emplazamiento para su fábrica europea, haya elegido una casa de turismo rural de A Pontenova, Casona de Labrada, para instalar uno de sus 87 puntos de recarga de toda España.

Subvenciones para puntos

La situación podría dar un vuelco con el Plan Movea 2017, recientemente aprobado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y que está dotado con 14,26 millones de euros. Además de ayudas para la adquisición de turismos, autobuses y camiones, que funcionan con combustibles alternativos, incentiva la implantación de puntos de recarga con acceso público para vehículos eléctricos. Esta iniciativa todavía no ha calado entre las gasolineras lucenses. Fuentes consultadas de la asociación provincial del sector confirmaron que la única electrolinera que está en marcha en la provincia es la de Piúgos. Apuntaron que el desinterés del sector respecto de este servicio obedece a que, por el momento, la demanda es muy baja, con lo que la inversión que necesitarían hacer no resultaría rentable.

El Plan Movea fomenta en exclusiva la compra de vehículos eléctricos, de gas licuado de petróleo, de gas natural comprimido y licuado, propulsados por pila de combustible de hidrógeno y motos eléctricas. Otro tipo de vehículos no están contemplados.

Respecto de las ayudas para la implantación de puntos re recarga para vehículos eléctricos estipula que podrán alcanzar el 40% del coste, con un máximo de 1.000 euros por punto de recarga convencional, 2.000 euros por punto de los catalogados como semirrápidos y de 15.000 para los de recarga rápida.

Plan Movea

Puntos de recarga

Contempla ayudas de hasta 15.000 euros para puntos de recarga rápida en zonas públicas. Son inferiores en recarga convencional o semirrápida.

Una estación en la salida de la A-8 que funciona sin tarjetas y que es gratuita

Viesgo cuenta con dos puntos de recarga para vehículos eléctricos en la capital lucense. Uno de ellos está en la calle alcalde Ángel López Pérez y el otro en Cidade de Viveiro, número 4, donde tenía antes su sede central Begasa. Ambos se gestionan con tarjetas de recarga específica, que se solicitan en las oficinas comerciales. Viesgo pasa periódicamente a los usuarios las facturas, que son similares a las que emite por servicios eléctricos convencionales.

Llevan varios años funcionando y según fuentes de ambos barrios, en la de Ciudad de Viveiro recargan los coches eléctricos de Viesgo y en la otra apenas hay movimiento a diario de conductores.

Según Electromaps, que es una página en la que figuran las estaciones de recarga, la de Mercadona en Ribadeo es gratuita. Esta situada en la salida de la A-8 y cuenta con cinco conectores. Según los usuarios, en 45 minutos el vehículo está listo para seguir circulando. Funciona desde noviembre del pasado año, en que se puso en marcha el supermercado. No hace falta solicitar cita previa.

Los concesionarios se suman

Algunos fabricantes de automóviles -las marcas que tienen en el mercado más modelos de vehículos eléctricos- también están obligando a los concesionarios a instalar puntos de recarga para dar servicio a sus clientes. En la capital lucense Roysan Auto está realizando las gestiones para instalarlo, por imperativo de Audi. Será para prestar servicio del taller y para recargas de urgencia de los clientes.

Votación
2 votos
Comentarios

En la provincia solo hay cuatro puntos de recarga para vehículos eléctricos