Vecinos de un barrio de Lugo impiden el asalto de unas okupas

Están hartos de que se invadan sus viviendas sin control

Vecinos de As Gándaras se movilizan en contra los okupas Este fin de semana, los vecinos del barrio de As Gándaras, se manifestaron ante las viviendas okupadas, hartos de que roben e invadas sus viviendas

Los vecinos de As Gándaras, un barrio de la periferia del municipio de Lugo, dijeron basta ya de okupas y de robos en sus viviendas. Durante este fin de semana se movilizaron para hacer visible el problema que sufren desde hace meses. Esta zona de Lugo se caracteriza por tener viviendas que fueron quedando desocupadas por el fallecimiento de sus propietarios o por su traslado al centro urbano, con lo que los pocos vecinos que quedan en el barrio ven cómo se producen continuos asaltos a las casas y se instalan a vivir personas ajenas «sen que ningunha autoridade tome medidas para evitalo», señalaba ayer uno de los vecinos que acudió a la concentración de protesta improvisada. 

El último episodio se produjo la tarde del pasado sábado, cuando al parecer varias personas entraron en el número 132 de la calle Monte Adairo, un edificio de tres plantas, con la intención de quedarse a vivir dentro y, de paso, desvalijar todo lo que pudieran. Al parecer, durante toda la jornada se sucedió el trasiego de vehículos en los que se fueron llevando diversos enseres de la casa.

Fue sobre las diez de la noche cuando uno de los vecinos se fijó que había luz en una vivienda, cuando lo habitual es que estuviese apagada. Se dio cuenta de que había okupas dentro, en concreto cuatro mujeres y varios niños, con lo que comenzó a alertar a los habitantes del barrio que iniciaron una protesta para que se marchasen, pero las okupas se negaron.

Según los vecinos, las mujeres tenían bloqueadas todas las entradas y apuntaladas las ventanas para no dejar entrar a nadie. Aun así, los vecinos pudieron comprobar que había destrozos en el interior y avisaron a la Policía Local. Los agentes, tras dialogar con las okupas, consiguieron que saliesen y fueron detenidas y pasaron a disposición judicial, mientras que los niños fueron entregados a sus padres.

Seguirán las protestas

En el mediodía de ayer, aprovechando que la policía científica estuvo tomando huellas en la vivienda, los vecinos se volvieron a concentrar delante de la casa ocupada y apoyar a sus propietarios. La hija de la dueña acudió a valorar los daños y pudo comprobar que las asaltantes tenían almacenadas en cajas y maletas los enseres que había en los armarios. Los vecinos anunciaron que seguirán con protestas «para visibilizar o problema e pedir ás autoridades que tomen medidas xa que os okupas e ladróns asaltaron outras vivendas da zona, incluso unha a queimaron». Incluso, una casa la utilizan como almacén del material robado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos
Comentarios

Vecinos de un barrio de Lugo impiden el asalto de unas okupas