Un grupo de Whatsapp basta para controlar los autobuses

El BNG demuestra en su sede que falta voluntad política para solucionar el problema


LUGO / LA VOZ

Un simple grupo de Whatsapp basta para controlar los autobuses urbanos. Lo demostró esta mañana el BNG en  su sede comarcal, donde a través una tablet enseñó a los periodistas convocados la localización en tiempo real de cada uno de los vehículos. Recordaban los nacionalistas que hace tres años que se adjudicó la nueva línea de autobuses y que tenían un año y cuatro meses para poderlas adaptar a las demandas de los vecinos, integrando sistemas modernos como el funcionamiento de los paneles informativos (que siguen desconectados) o como la aplicación para móviles. 

Denuncian que a pesar de las preguntas reiteradas y las proposiciones, aprobadas por unanimidad en pleno, las comisiones nunca se llegaron a convocar. «A oposición non ten apenas información e polo tanto a veciñanza de Lugo aínda ten menos», lamentaba Rubén Arroxo. El portavoz del Bloque decía que «o único argumento que se ten lanzado é que esto non se pode levar adiante por problemas técnicos do coñecido como SAE, un sistema de ubicación dos autobuses que permite saber cantos quilómetros percorren e onde se atopan e que conectaría os autobuses cos paneis». «Dende o BNG queremos demostrar, cos nosos medios, que eses problemas non son tan complexos», decía antes de demostrar cómo a través de un grupo de Whatsapp eran capaces de conseguir el mismo resultado, conocer la ubicación de los autobuses y los recorridos reales. Simplemente con un smartphone con la aplicación descargada y la geolocalización activada puede conocerse la ubicación de cada autobús y llevar ese control necesario.

«Entendemos que nunha cidade como Lugo o sistema de bus urbano é estratéxico. É unha cidade que mide cinco quilómetros de norte a sur no que é o seu casco urbano e 1,5 quilómetros de leste a oeste, o que permítenos que un bo sistema de bus, que teña unhas frecuencias acaídas sobre todo no que é o seu eixo norte-sur permitiría que se retirasen moitos vehículos da rúa e que se poida ter unha mobilidade totalmente diferente», argumentaba Arroxo.

Explican que en otras ciudades como A Coruña, el sistema de geolocalización para que el usuario sepa dónde está su autobús y los paneles informativos llevan diez años en funcionamiento, por lo que «non se pode poñer esa excusa tecnolóxica». Volverán a exigirle al Gobierno de Lara Méndez  que ponga en marcha este servicio para los usuarios, «que esta situación ten que cambiar, teñen que poñerse en serio». Poner en funcionamiento este sistema serviría para garantizar que los autobuses urbanos hacen los kilómetros por los que después paga el Concello.

Solo la línea cinco falló en la demostración que  hizo el BNG en su sede. La persona que tenía que subirse a las 11.45 a ese autobús, seguía a las 12.10 en la parada. «Como sabemos esta liña pasa cando lle cuadra dende que están as obras de peonalización da Milagrosa». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Un grupo de Whatsapp basta para controlar los autobuses