Investigan si detrás de asaltos a coches en garajes hay competiciones entre chavales

Grupos de adolescentes se citarían a través de redes sociales para ver quién desvalija más


LUGO/ LA VOZ

La oleada de asaltos nocturnos en vehículos estacionados en garajes de diferentes calles de la capital lucense no cesa. Esta situación mantiene en vilo a la Policía Nacional, que desde el primer momento trabaja para dar con los autores de estos actos vandálicos. También la ciudadanía está intranquila, y algún lucense ya baraja la opción de dejar el vehículo estacionado en la calle durante la noche porque, visto lo visto, podría estar más seguro.

Varios adolescentes ya han sido detenidos por la Policía Nacional por estos hechos pero aún así este tipo de vandalismo continúa. Entre las líneas de investigación con las que trabajan actualmente los agentes se encuentra la de competiciones entre adolescentes que quedarían a través de distintas redes sociales para ver quién desvalija más vehículos en un determinado tiempo.

Esta línea coge fuerza, dado que se trata de grupos dispersos, que actúan en distintas zonas, totalmente opuestas de la ciudad, y que provocan daños pero la mayoría de las veces sin sustraer nada de su interior. Tras fracturar las ventanillas, los vándalos revuelven en diferentes espacios de los automóviles, pero no sustraen nada, algo que sorprende dado que en algunos vehículos se encuentran objetos de valor. El objetivo de estos cacos podría ser, en definitiva, romper ventanillas, revolver en el interior del vehículo y ver qué grupo desvalija más vehículos en un determinado tiempo.

Piringalla y Magoi

Los últimos asaltos a coches estacionados en interior de garajes ocurrieron en la madrugada de este miércoles en la rúa da Xesta (zona de la avenida de A Coruña) y calle Magoi, una situadas en una en una punta de la ciudad, y otra, en otra.

También hace hoy una semana, cinco vehículos que se encontraban estacionados en las plazas números 13, 11 y 22 del semisótano y en los números 9 y 12 del sótano uno, de un garaje de la calle Magnolia, en el barrio lucense de A Piringalla, fueron desvalijados. Entre estos se encontraba la furgoneta de un veterinario. El garaje asaltado es compartido por los residentes de los edificios 35 y 37, aunque hay plazas que están alquiladas por personas que habitan en edificios próximos. Los cacos accedieron al interior del garaje reventando el bombín de la llave de entrada. En otras ocasiones, los chavales aprovechan la entrada de usuarios al garaje para acceder ellos detrás y después cometer los actos vandálicos. «Unha vez dentro do garaxe, poden traballar o que queiran, que ninguén se entera. Dáste conta ao día seguinte, cando vas a buscar o coche e te encontras coa desfeita», dice un afectado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Investigan si detrás de asaltos a coches en garajes hay competiciones entre chavales