Un instituto de Lugo construye el «dron más grande de España»

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

LUGO

Los alumnos y profesores del ciclo de Eficiencia Enerxética junto al prototipo del dron apoyado en una base
Los alumnos y profesores del ciclo de Eficiencia Enerxética junto al prototipo del dron apoyado en una base u.c.

El CIFP As Mercedes montó este lunes su avión no tripulado de más de cinco metros que podrá transportar hasta un coche eléctrico con dos ocupantes

09 jun 2021 . Actualizado a las 16:44 h.

Después de más de un año de duro trabajo, los alumnos del CIFP As Mercedes lucieron este lunes por primera vez el dron que diseñaron de más de cinco metros de largo. Es una elaboración aeromecánica única no solo para el instituto lucense sino para toda España. «Non existen drons deste tamaño en todo o país, é o máis grande, feito ademais por un centro educativo», afirma el profesor Víctor Paz.

Los alumnos de primero del ciclo de Eficiencia Enerxética montaron por primera vez el prototipo. El aparato podrá volar en septiembre, pero todavía queda cambiar el material de la estructura. Está conformado por seis hélices que conectan con el control motor y la batería, en el centro de la estructura. Pero los seis brazos del prototipo están hechos con vigas de acero, que es lo que se sustituirá en el modelo real por fibra de carbono, que pesa mucho menos. Con este nuevo material, cada brazo pasará de pesar 17 kilos, el peso del acero, a siete. De esta manera, la estructura completa del dron pesará 120 kilos. Si el avión final fuese con el material del prototipo, ascendería a más de 200 kilos. El CIFP As Mercedes es el único centro de Galicia que trabaja con ese tipo de materiales (fibra de carbono y fibra de vidrio), cada vez más demandados.

80.000 euros y un arduo trabajo

Los alumnos de Eficiencia Enerxética se encuentran actualmente elaborando los brazos de fibra. Víctor Paz espera que este curso puedan finalizarlo por completo ya que en septiembre prevén que pueda volar en Rozas. El proyecto de este gran dron no tripulado ha sido un trabajo engorroso y muy complejo. Empezando por la compra de materiales que han tenido que ser adquiridos en Francia, como las palas, o en China, como los motores, porque se emplean para una potencia poco común. «Foi a parte máis engorrosa», cuenta Paz. Además, hacerse con tanta cantidad de fibra de carbono también es complicado porque es un material nuevo. El proceso de diseño y mecánica «levouse máis ou menos», pero fue más llevadero a pesar de que los alumnos son de la especialidad de Eficiencia Enerxética, ni siquiera de aeromecánica.

El proyecto supuso una inversión de unos 80.000 euros, ya que va acompañado del diseño de un vehículo eléctrico, transportable en el futuro con el dron.

Podrá transportar hasta un coche eléctrico con dos ocupantes

El prototipo montado este lunes estaba enganchado a una base que solo servía de apoyo. En un primer momento, el aparato se iba a utilizar para limpiar las hélices de los aerogeneradores pero finalmente soportará 600 kilos de carga máxima. Esta cifra incluye el propio peso del dron, 120 kilos, y un margen de 100 de seguridad. En los 380 aproximados restantes pueden encajar varios aparatos con distintas funciones. Entre ellas está un vehículo eléctrico que podrá acoplarse al dron y transportar hasta dos personas. «A mobilidade aérea é unha realidade», sentencia Paz. Otro de los usos podrá ser transportar un tanque de agua a presión para la extinción de incendios, sobre todo pensado para altos edificios de ciudad en los que es complicado la labor de los bomberos.

Luis Abelleira, profesor del CIFP As Mercedes: «Llevamos dos premios seguidos, pero este año estará más difícil»

ANDRÉ S. ZAPATA

Para muchos, participar ya es ganar. Para otros, ganar no es suficiente. Es el caso de Luis Abelleira. Este lucense, empresario y profesor de aeronáutica en el CIFP de As Mercedes, en Lugo, lleva a sus alumnos por tercera vez a uno de los concursos de innovación y tecnología más prestigiosos de España, el «Maker Faire». Esta feria, que se celebra en Santiago de forma anual, congrega a muchos de los grandes talentos del sector, quienes muestran sus habilidades tanto a un jurado, para conseguir un premio, como al público, en una serie de talleres gratuitos para quienes quieran disfrutar de los nuevos modelos que los jóvenes crean. Este año, sin embargo, se tendrá que celebrar de forma telemática. Y esto no gusta a Abelleira.

Seguir leyendo