El colegio de Baamonde ya es historia: «Rompéronnos a vida»

Lucía Blanco / M. G. BAAMONDE / LA VOZ

BEGONTE

Foto de archivo de una movilización contra el cierre del CEIP de Baamonde
Foto de archivo de una movilización contra el cierre del CEIP de Baamonde Carlos Castro

El alcalde de Begonte consigue cerrar la escuela, que acababa de celebrar medio siglo de vida

24 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ni las cadenas de protesta frente al centro, ni las concentraciones delante del edificio de la Xunta en Lugo ni la caravana de protesta a Santiago organizadas por los padres y niños del colegio de Baamonde meses atrás pudieron cambiar el final del centro, que ya estaba escrito. El cierre del CEIP de Baamonde es una realidad pese a las muchas acciones que realizaron los vecinos de esta parroquia de Begonte.

El pasado junio, los 30 alumnos de la parroquia lucense vivieron su último fin de curso en la escuela que cerró sus puertas tras celebrar 50 años como centro educativo. Clausurar el servicio responde a la decisión del alcalde de Begonte, que pretende hacer un conservatorio y reubicar a los alumnos en el colegio Virxe do Corpiño, situado en la capital municipal. Sin embargo, solamente diez se quedarán en Begonte el próximo curso. El resto se dispersarán por Parga, Friol y Villalba.

Esfuerzo económico

Para los que no se quedan en la capital municipal, el cambio de centro supone un esfuerzo económico, pues deben pagar el transporte y el servicio de comedor, al que no tienen derecho por ser de otro concello. Además, el trayecto también se incrementa, ya que algunas familias tenían el centro a un minuto andando frente al recorrido de hasta media hora en bus que deberán afrontar algunos niños a partir de ahora. Pero aún así, muchos deciden no enviar a sus hijos al centro de Begonte porque buscan un colegio «medianamente pequeno, parecido ao que tiñamos».