Lugo vuelve a mirar a Madrid a la espera de los presupuestos

Habrá gestos para mejorar el ferrocarril de Lugo a Ourense y para las autovías pendientes


lugo / la voz

El Gobierno presentará este lunes en el Congreso las cuentas del 2019 aunque aún no tiene los apoyos necesarios para su aprobación, cuyo proceso final tendría que acabar en abril en el Senado. Pero por lo que aprobó en el consejo de ministros del viernes las partidas destinadas a Fomento subirán de una manera clara con respecto al 2018, en concreto un 39,9 % en inversiones en infraestructuras hasta los 7.572 millones. Tras años de recortes en Fomento, el 2019 parece que será el de la expansión de la obra pública.

La provincia de Lugo no se llevará ni de lejos grandes millones de esa cifra total, pero sí se esperan por un lado la continuidad de las pocas obras en marcha y, sobre todo, el compromiso de las prometidas. Fomento ejecuta en estos momentos los tres tramos pendientes de la A-54, que debería estar acabada en el 2022. La Xunta le pidió al Gobierno que agilizase los plazos para intentar que la autovía esté lista para el Xacobeo del 2021.

Poco más se espera en obra nueva de carreteras en la provincia, aunque sí anuncios plurianuales para poner en marcha las licitaciones y adjudicaciones de las autovías a Ourense (A-56), A Mariña (A-74) y Ponferrada-Monforte-Ourense (A-76). También sigue pendiente el intercambiador de Guntín de la A-54 con la N-540. Y un gesto destacado sería que se incluyesen partidas reales y no simbólicas para finalizar la A-8, desde Guitiriz hasta Lavacolla. Sí se prevén importantes inversiones para la conservación de la maltrecha red viaria nacional en la provincia. El delegado del Gobierno ya lo anunció esta semana.

Pero sin lugar a dudas la gran deuda pendiente con la provincia es el ferrocarril entre Lugo y Ourense. Poco dinero se podrá invertir en el 2019 tras haber sido un 2018 casi nulo en cuanto a trámites, pero al menos se deberían reflejar las partidas previstas para que en el 2020 comiencen las obras de eliminación de los 36 pasos a nivel, la electrificación de la línea Lugo-Monforte y para la redacción de los proyectos de las tres variantes que acortarían los tiempos de viaje entre las capitales del interior de Galicia. Otra cuestión sería la renovación total de la plataforma de vía, algo que define si a Lugo llega o no llega un AVE.

De lo que no habrá dudas es de que el Gobierno asignará en su programación plurianual unos 30 millones para una gran estación intermodal para Lugo. Otra cuestión es si se llegará algún día a realizar y en qué anualidades. Por otra parte, desde el PP estarán pendientes de si hay avances para la nueva comisaría en los terrenos del Xeral

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Lugo vuelve a mirar a Madrid a la espera de los presupuestos