Realidad virtual para mostrar cómo quedarán los pisos tras la reforma

Una firma de ingeniería y arquitectura asentada en el CEI opera con criterios de industria 4.0

.

lugo / la voz

A3 Proyectos es una sociedad cooperativa formada por Noé Gallego Nicolás (Lugo, 1991), Juan Álvarez Pérez (Navia de Suarna, 1980) y Jorge Bustos Atanasio (Lugo, 1992). Instalada en el vivero municipal de empresas, en el CEI, se dedica a la ejecución de proyectos de ingeniería y arquitectura. Lo que la diferencia de las demás firmas que operan en el mismo campo es el uso que hace para sus fines de la realidad virtual, con la que pretenden ampliar en algún momento su actividad a otros campos.

Gallego y Pérez explican: «Estamos enfocando toda nuestra actividad hacia la realidad virtual; se engloba en la industria 4.0».

La realidad virtual les sirve para mostrar a sus clientes tanto entornos futuros, es decir, que van a ser proyectados y construidos, como entornos reales, ya existentes (reformas de edificios, por ejemplo).

¿Qué ventajas tiene para el cliente? Los dos representantes de la empresa indican que, de este modo, puede sentirse dentro del espacio, de su piso, de sus habitaciones, y puede comprobar hasta el último rincón cómo va a quedar una vez ejecutado el proyecto. Por tanto, puede decidir qué quiere cambiar, qué prefiere que sea de otra forma, de otro color.

A3 Proyectos, aún en el vivero de empresas, tiene ya un primer cliente de lo que quienes constituyen esta empresa denominan «realidad no existente». Por su parte, el uso de la «realidad existente» es útil, indican, para aquel que quiere hacer reformas, o conocer el estado de una vivienda en la que podría estar interesado bien para compra bien para alquiler. Es útil, por tanto, según indican, para los distintos perfiles de la actividad inmobiliaria. Igualmente, creen que la realidad virtual puede tener aplicaciones muy interesantes en el campo del turismo. «Puede facilitar que personas con movilidad reducida, que no tienen posibilidad de acceder a determinados ámbitos, pueden sentirse dentro del paraje al que no llegan».

Para conocer la realidad virtual, los interesados tienen que colocarse las correspondientes «gafas». En principio, parece que a más de uno podría no resultarle especialmente atractivo tener que recurrir a tal artilugio. «Pensábamos que la gente iba a reaccionar con sorpresa, pero la respuesta está siendo muy buena. En general se sorprenden gratamente por la calidad de las imágenes, por la sensación de estar dentro».

Antes de poner en marcha esta iniciativa, los tres socios efectuaron un estudio de mercado y, lo que entonces investigaron, les lleva a decir que no encontraron en Galicia otra empresa que recurra a la realidad virtual en el campo en el que operan. Apuntan que este sistema es una alternativa a los pisos piloto.

Una parte de los programas que usan son adquiridos; otra parte es de desarrollo propio. En este sentido, destacan que cuentan con colaboradores, concretamente con un ingeniero informático y una diseñadora de interiores.

Gallego y Bustos son ingenieros civiles; Álvarez, es arquitecto técnico. Los socios de A3 Proyectos esperan que su empresa despegue antes del plazo máximo de permanencia en el CEI, que es de cuatro años.

A3 Proyectos es una sociedad cooperativa gallega formada por dos ingenieros y un arquitecto técnico

Asentada en el CEI desde noviembre, sus socios esperan que la empresa despegue pronto

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Realidad virtual para mostrar cómo quedarán los pisos tras la reforma