El mortal corredor de Monforte

Con el registrado este lunes y en apenas cinco años ya son doce los fallecidos en un vial que vertebra el sur de Lugo


Lugo / La Voz

El corredor que comunica Nadela con Monforte de Lemos sigue registrando brutales accidentes de tráfico y cobrándose vidas. La última, primera de este año, fue la de Jesús Modesto Martínez López, de 49 años de edad y natural de Sarria, que perdió la vida el lunes por la tarde a la altura de Oural tras una brutal colisión frontal contra un camión que viajaba hacia Lugo.

Con la muerte de este vecino de Sarria se elevan a siete el número de víctimas en la provincia de Lugo en lo que va de 2019 y a doce los fallecidos en esta vía de altas prestaciones (VAP) desde que, en diciembre del año 2008, se pusiera en funcionamiento.

El corredor cuenta desde el año 2011 con un proyecto de trazado para su desdoblamiento. La Xunta anunció en febrero la conversión en autovía del tramo A Pobra de San Xiao-Sarria Centro de este corredor. Las previsiones de la Administración autonómica son que el inicio de las obras sea en el 2020 y con un plazo de ejecución de 24 meses y una inversión prevista de 23 millones de euros.

Mientras las obras no arrancan, los accidentes continúan y las muertes no cesan pese a medidas como el repintado de línea continúa, reducción de velocidad o incremento de radares.

Tal es la peligrosidad de este corredor que muchos conductores de la zona ya lo han bautizado como «el corredor de la muerte» y optan por circular por las carreteras secundarias de antaño para llegar a sus destinos. «É o corredor da morte e aquí ninguén fai nada. Cando o inauguraron dixen que sería o corredor da morte e, ao cabo de dous anos, miña muller e eu tivemos o accidente onde faleceu o conductor do outro vehículo implicado», explicó Diego Sobrado, que junto a su esposa, se vieron implicados en el primer accidente mortal ocurrido en el corredor desde su inauguración. Su brutal siniestro fue en Nochebuena del año 2010.

Se temen lo peor

Cuando la Central Operativa de Tráfico recibe una alerta por un accidente en esta vía y moviliza a las patrullas a la zona, se augura el peor de los presagios. Situación semejante sucede entre los vecinos, que nada más tener conocimiento de un siniestro en el corredor ya temen lo peor. «É matemático. Ou hai falecidos ou ferido graves. Poucos dos implicados en accidentes do corredor resultan ilesos», indican vecinos de Barán, un pueblo perteneciente al concello de Paradela, de unas 30 viviendas y de poco más de cien habitantes. Al menos tres familias estuvieron implicadas en accidentes con muertos en el corredor.

El cóctel peligroso del corredor lo componen la circulación densa de vehículos, muchos pesados, y con pocos tramos donde el adelantamiento está prohibido. La idea que muchos conductores tienen de que están ante una autovía y la desesperación de otros los lleva, en numerosas ocasiones, a no respetar la distancia de seguridad establecida y, en cuanto ven la mínima oportunidad realizan el adelantamiento. La densa niebla en invierno y los fuertes rayos de sol también contribuyen al riesgo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El mortal corredor de Monforte