Help Flash, el gadget gallego que previene atropellos

En sus primeros meses de lanzamiento, la empresa viguesa de Jorge Costas ha vendido más de 30.000 unidades de este innovador dispositivo


Redacción / La Voz

De la mente de un emprendedor vigués nació hace tiempo una idea brillante. Lo del brillo de la idea es literal y tiene nombre y apellidos: Help Flash, un dispositivo de señalización que hace visible un vehículo en menos de 30 segundos y hasta un kilómetro de distancia en condiciones de baja luminosidad y que va colocado sobre el techo del vehículo en contacto con una zona metálica para que se active automáticamente por magnetismo. «Gracias a un reflector parabólico, que emite un triple destello ámbar en todas las direcciones, el vehículo averiado o accidentado puede ser detectado por el resto de conductores sin necesidad de que la persona que sufre la avería tenga que bajar del mismo», explica su creador, Jorge Costas.

La idea de esta patente surgió en el 2013 ante la alarmante cifra de atropellos cuando los conductores descendían de sus automóviles para colocar los triángulos de emergencia. Fue en aquel momento, tras acceder a un informe del RACE, cuando Jorge y su equipo se pusieron manos a la obra. Bastaron dos años de investigaciones para que el dispositivo saliese al mercado. En los primeros meses de lanzamiento se vendieron más de 30.000 unidades. «Hay estudios que confirman que el 70 % de los accidentes mortales en carretera suceden durante el crepúsculo o la noche, mientras que el 90 % se producen en vías que no están suficientemente iluminadas. Gracias a Help Flash, el vehículo se señaliza en cuestión de segundos y con un método muy rápido e intuitivo para esos momentos llenos de nerviosismo», añade Costas. La plataforma Amazon -a través de la que se comercializa- se rindió a los pies de la empresa viguesa ante la masiva acogida que ha tenido el producto desde el momento de su comercialización. El dispositivo, que cuesta 29,95 euros, se puede adquirir, además de en las plataformas online, en grandes almacenes.

Innovación

Detrás de un simple dispositivo que a los ojos de cualquiera puede parecer sencillo hay muchas horas de estudio, un claro ejemplo de I+D que transforma las ideas en realidades prodigiosas. «Queríamos que Help Flash fuese muy intuitivo, por lo que el dispositivo no tiene botón, funciona de manera autónoma con una pila de 9 voltios. En cuanto los imanes contactan con la zona metálica del vehículo, la luz se activa por magnetismo permitiendo que el vehículo quede señalizado con un solo movimiento», explica con detalle Jorge Costas.

Con la buena aceptación del producto en el mercado, los reconocimientos no tardaron tampoco en llegar. En marzo pasado fueron galardonados con el Premio Galería de Innovación en Motortec y en abril ganaron la III edición del Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa.

Help Flash está autorizado en la mayoría de países del mundo para la señalización del vehículo que representa un obstáculo en la calzada como consecuencia de avería o accidente. Sin embargo, la comercialización de este dispositivo a nivel internacional es algo en lo que están empezando a trabajar, aunque la empresa ya tiene presencia en algunos países europeos como Francia. La expansión internacional está cerca. De hecho, ahora mismo su mercado más inmediato son países europeos como Reino Unido, donde está prohibido el uso de triángulos en autopistas y autovías, Alemania o Italia. La compañía está también preparando el salto a Estados Unidos y China, que está previsto que se produzca durante el 2018.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Help Flash, el gadget gallego que previene atropellos