¿Cuánto cuesta mantener un hijo?

Según un reciente estudio de la OCU, las familias desembolsan 7.706 euros el primer año de crianza de su vástago. Guarderías y cuidadores suelen llevarse la mayor parte del presupuesto


Pañales, cuna, ropa, biberones... la lista es infinita. Y la cartera, no tanto. Los gastos que suponen traer al mundo a un nuevo miembro de la familia quitan el hipo. Muchos futuros padres sacan en los meses de espera la calculadora para enfrentarse, con susto, a la factura que tendrán que encarar en el momento en el que nazca su retoño. Y conscientes de el desconocimiento de muchos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha decidido poner negro sobre blanco las cifras.

Según las cuentas que manejan los expertos de la OCU, de media, las familias españolas desembolsan un total de 7.706 euros solo durante el primer año de vida de su pequeño. Llenar la despensa de pañales, la habitación de muebles y el armario de ropa es un esfuerzo que provoca verdaderos quebraderos de cabeza a muchos hogares patrios. Y el título del estudio que ha emprendido la OCU da buena cuenta de ello. Un hijo, un lujo, es el nombre con el que han bautizado un informe con el que pretenden reclamar más ayudas para las familias.

Para realizar sus documentos, la organización consultó a los que más saben: los padres. A través de una encuesta -realizada entre medio millar de padres y madres de entre 20 y 50 años que han tenido hijos en los últimos años-, los autores del estudio preguntaron cuáles son los principales gastos que conlleva la crianza de un hijo durante el primer año de vida. Pero también quisieron conocer todos los pormenores de la experiencia que tuvieron en materia de conciliación de la vida familiar y el trabajo así como qué tipo de ayudas les habrían permitido mejorar la experiencia de la llegada de un nuevo hijo.

El resultado abruma. Los españoles invierten una media de 642 euros al mes para mantener a su vástago durante el primer año de vida. Multiplicado por doce meses, la cantidad asciende a los 7.706 euros de los habla la OCU. Una buena mordida de ese presupuesto se la lleva la puesta a punto del hogar. Muebles y demás enseres imprescindibles para la crianza -como carritos, cunas, sillas...- suponen un gasto de 911 euros al año, unos 76 euros al mes. Y no es este el esfuerzo más grande al que deben enfrentarse los futuros papás. Porque advierten desde la OCU que el gasto más importante que asumen las familias es el de la guardería (que de media se lleva unos 312 euros al mes) o el de los cuidadores profesionales (127 euros mensuales). Y precisamente aquí es donde pone el foco la organización. Ante las dificultades de conciliación, y los gastos que en suponen, muchas familias optan por retrasar o incluso descartar la opción de la paternidad. Suma y sigue. Porque la cuenta no termina. A las partidas anteriormente descritas hay que sumar otras igual de importantes. Los gastos en la alimentación del bebé ascienden a 101 euros mensuales (1.212 al año), mientras que los productos de higiene -entre los que destacan los costosos pañales, pero también implica invertir en cremas o jabones- suponen 81 euros al mes. Sin olvidarse de vestir el armario. Porque la ropa y el calzado se llevan 82 euros mensuales.

Y con estas cuentas sobre la mesa, hay familias que ni calculadora en mano le salen las cuentas. Porque la cartera, no da para más. Lo advierte la OCU: las familias con menos recursos son, lógicamente, las que más dificultades tienen para hacer frente a estos gastos. Y es que, dice la organización que, en porcentaje, son mucho mayores estos dispendios que los que emprenden aquellos que tienen más posibles. Lo explican con números. En las familias de mayores ingresos (con más de 4.000 euros al mes) el gasto medio es de 729 euros. En las de ingresos medios (entre 2.000 y 4.000) es de 676 euros y en las de menores ingresos (menos de 2.000 euros mensuales) el gasto es de 616. Así, dice la OCU, dentro de los hogares con menor poder adquisitivo, una de cada diez familias invierte más del 50 % de sus ingresos a los gastos relacionados con el hijo, mientras que dos de cada diez invierten entre el 30 y el 49 % de lo que ganan. Con el bolsillo sufriendo este despilfarro de recursos, casi cuatro de cada diez consideran difícil o muy difícil afrontar este ritmo de gasto.

Conciliar

Conciliar sigue siendo un lujo para la mayoría de los españoles. Y las madres, advierten desde la OCU, continúan siendo las que soportan la mayor responsabilidad de los hijos. Ellas son las que, en mayor medida, disfrutan de los permisos por nacimiento y siguen siendo las que más se acogen a la reducción de jornada. Algunas, incluso, acaban viéndose abocadas a dejar el trabajo para asumir el cuidado total de los retoños.

Porque solo un 44 % de los hogares llevan a su hijo a algún tipo de guardería, mientras que solo el 7 % recurre a cuidadores profesionales en casa. Y los porcentajes bajan sensiblemente en aquellas casas con menos ingresos, donde solo un 35 % acude a una guardería y cuatro de cada cien recurren a cuidadores. Ante la imposibilidad de enviar a los más pequeños a un centro de cuidado, la opción más repetida es la de los abuelos. Resalta la OCU el papel fundamental que juegan en el cuidado de los nietos. Porque en siete de cada diez hogares, los más mayores tienen algún grado de implicación.

Con toda esta información sobre la mesa, la organización se propuso conocer de primera mano cuáles son las ayudas que, a ojos de los padres, facilitarían una mejor crianza. Y parece que la opinión es unánime. Los encuestados coinciden en señalar que más importantes que las ayudas económicas en sí, son las medidas destinadas a facilitar la conciliación.

Una herramienta para gestionar la crianza entre padres divorciados

S. C.

El momento de enfrentarse a un divorcio es complicado. Sobre todo cuando hay hijos de por medio. Hay rutinas que deben reformularse y la organización entre los padres puede llegar a convertirse en un problema. Para ayudar a esta tarea, existen en el mercado algunas aplicaciones que permiten facilitar el día a día de las familias con padres separados. Una de ellas es la española 2BePart. La app cuenta con varias herramientas. La primera es un calendario de custodia, en el que los mayores pueden marcar las fechas que corresponden a cada uno. Pero no solo sirve para organizarse, también para «comunicarse». Porque a través de este software se puede solicitar visitas especiales, crear eventos, organizar las vacaciones o apuntar cualquier cambio en las actividades de los niños.

Otra de las herramientas que ofrece es la del control de gastos. Se puede apuntar todo el dinero invertido en los más pequeños para tratar así de compartir el desembolso (también permite asignar a cada progenitor un porcentaje del mismo, para aquellos que no lo hagan al 50 %). Incluso permite adjuntar fotos de los tiques o subir las facturas.

La tercera opción es el control de pertenencias, para saber en qué casa ha quedado una determinada prenda, un juguete o un dispositivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

¿Cuánto cuesta mantener un hijo?