Meningitis, padres, pediatras y vacunas


La única forma de vencer la meningitis bacteriana es a través de la vacunación sistemática desde un calendario vacunal. Así vencimos al haemophilus, así controlamos el neumococo y así doblegamos al meningococo C. Nunca hemos tenido tan pocos casos de meningitis. Es una tendencia de los últimos años, resultado de muchos factores, algunos que no podemos controlar, pero uno inequívoco: las vacunas. Y no solo las vacunas que están ya en el calendario, sino las vacunas que, aun sin ser gratuitas, se utilizan siguiendo la recomendación de los pediatras. Así pasó con el haemophilus o con el neumococo, y durante años los pediatras, con la complicidad de los padres, alcanzaron coberturas vacunales muy altas, que salvaron cientos de vidas, antes de que por fin estas vacunas formasen parte del calendario. La historia se repite. No dispongo de datos oficiales, pero en algunas regiones es posible que tres de cada cuatro recién nacidos se vacunen frente al meningococo B, a pesar de que los padres tienen que pagarla de su bolsillo. ¿De verdad hay alguien que no se dé cuenta de que este es un factor obvio para explicar el hecho de que en los últimos 3-4 años hayamos bajado de un promedio de 50-60 casos en lactantes menores de un año, a un promedio de solo 25 casos? Esto tiene contrapartidas, porque excluimos involuntariamente a quien no puede permitírselo, y porque rebajamos la presión sobre los órganos decisores sobre su inclusión en el calendario, al solucionarles en gran medida el problema.

Ahora están aumentando los casos por meningococo W e Y, todavía no en números alarmantes, pero aumentarán, porque circula en España la misma cepa hipervirulenta que en el Reino Unido y Holanda. Pero tenemos vacuna. De hecho, Castilla y León ha sido la primera comunidad en introducir esta vacuna en el calendario, anticipándose a un escenario peor. ¡Bravo! ¿En el resto de España tendremos otra vez que hacer el trabajo los pediatras y los padres? Confío en que no, pero debemos trabajar conjuntamente para que todas las posibles vacunas frente a meningococo disponibles formen parte del calendario sistemático. Un derecho del niño y un clamor social.

«Debemos proteger a los niños, incluso de sus padres» Federico Martinón, jefe de pediatría del CHUs, ve con buenos ojos que las guarderías y los colegios se reserven el derecho de admisión de niños no vacunados
Por Federico Martinón Torres Jefe de Pediatría, Hospital Clínico Universitario de Santiago

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
41 votos
Comentarios

Meningitis, padres, pediatras y vacunas