Líderes del exhibicionismo


Se puede estar vestido de pies casi a cabeza -corbata oscura, traje de chaqueta, calcetines ejecutivos, camisa blanca como la de la canción «España, camisa blanca»- y ser un perfecto exhibicionista. Después de la confesión casi pornográfica de Oriol Junqueras -«Amo a España y a la gente española»-, el juicio a los secesionistas sigue por los mismos pegajosos derroteros, ahí los ven en sus asientos. El secesionismo era solo exhibicionismo, se escuchó ayer de boca de Santi Vila, traidor luego al procés. Según qué acepción de la RAE se escoja, y tiene dos, puede igualmente ser asunto de Código Penal. Porque estos exhibicionistas que juzga el Supremo no se arrepienten de nada. O sea, le siguen mostrando sus genitales a la democracia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Líderes del exhibicionismo