«Demostremos que tenemos capacidad de lucha»


Meigas

Un verano atípico con coronavirus y la marcha del rey emérito hace días, esto es como buscar a Wally en aquellos libros de la infancia. Tenemos el país patas arriba y si para colmo le sumamos cuando habla el presidente de España, o los de las diversas comunidades autónomas, epidemiólogos, partidos políticos, famosos y hasta los que buscan respuestas en otras dimensiones..., como bien dice aquel dicho: «Eu non creo nas meigas, mais habelas, hainas».

Ahora España y los españoles parecemos apestados si viajamos fuera de nuestras fronteras o a la inversa. ¿Hasta qué punto llega la insensatez o la hipocresía del resto de países? Cierto que tenemos infectados por el virus, como el resto del planeta. Pero somos los primeros en poner de nuestra parte para salir adelante.

Hoy apelo a cada uno de vosotros para que demostremos que tenemos capacidad de lucha, guardando las distancias y cuidando de nuestros mayores, ya que ellos son los más perjudicados. No cometas el error de ser un cabeza loca, porque en tus manos están las vidas de nuestros padres, madres, abuelos, seres queridos… De ti depende tener ese punto de cordura y demostrar a este mundo que no somos unos simples libertinos. Alexia Rodríguez Pequeño. Vigo.

Los españoles no somos ejemplo

En mi opinión, el 80 % de los españoles no es consciente de las graves consecuencias sanitarias (muertes y graves secuelas ), así como económicas (paro , pobreza, desigualdad), que acarrea la crisis sanitaria que estamos padeciendo. Cuando alguien no reconoce un problema difícilmente va poner medios para solucionarlo, este tipo de gente suele pensar que las cosas malas es algo que le ocurre a otros, no a ellos. Y en último caso le echan la culpa al Gobierno y punto.

En España el nivel de educación y respeto por las normas es muy bajo. Aunque pueda parecer facha, la realidad es que mucha gente solo entiende a base de palos o multas. En muchas ocasiones tenemos lo que merecemos. ¡Sálvese quien pueda! Cesáreo Lorenzo Rodríguez. Ourense.

Maltrato ambiental

Confeso que levo anos facendo sendeirismo. Descubrir rutas novas en plena natureza, cheas de encanto e sorpresas, abonda para sentirse no verdadeiro paraíso. Sinto un profundo respecto polo medio ambiente. Aínda así, ás veces a actuación dalgúns desconsiderados lévanme á decepción e ao cabreo.

Teño atopado de todo ao longo e ancho da nosa xeografía, nos lugares máis insospeitados. Cepos para cazar animais, trampas para ciclistas, árbores tatuados a navalla... Moitísimos vertedoiros incontrolados, que mesmo semellan quincallas onde podes atopar de todo (entullos, xoguetes, podas, cristais, metais, mobles vellos, colchóns...) en lugares de difícil e careiro acceso para a súa limpeza e eliminación. Zonas devastadas polo lume intencionado. Nas beirarrúas e cunetas é frecuente atopar botellas plásticas e paquetes de tabaco enrolados tirados desde a xanela de calquera auto. Agora, ademais, súmanse ao elenco as malditas máscaras que nos protexen do demo do virus, e xa pululan por todos os currunchos, facéndose un oco na nosa paisaxe. Mais, abofé volo digo, o que xamais imaxinei atopar foron uns vagóns de tren no río Sil. Manuel Piñón Pérez. Ferrol.

Deportivo

Lamentamos de verdad que un equipo tan histórico como el Deportivo de La Coruña descienda a Segunda División B, pero nos duele igualmente que sus dirigentes no se resignen a bajar de categoría cuando la única causa deben atribuirla a su mala temporada, sobre todo en su recta final. No tienen derecho a pedir que se repitan partidos con equipos que habían jugado y ganado legítimamente, cuando ellos ya estaban condenados irremisiblemente al descenso de categoría, ni a inventar el aumento a 24 de los equipos del grupo para su único beneficio, cuando saben que esto perjudicaría económicamente a todos los demás. ¿Pensarían lo mismo si su caso ocurriese en cualquier otro equipo? José López Díaz.

Estrategia morada

Es injustificable que un partido que pertenece al Consejo de Ministros, ataque a las instituciones y al poder judicial. Esa es su estrategia morada. Lo que tienen que hacer es dimitir y abandonar el hemiciclo hoy mismo, pero continúan apoltronados en su Gobierno. El presidente debe tomar medidas ipso facto; de lo contrario, se convierte en partícipe de una afrenta torticera, anárquica y muy maduriana. Óscar Costas. A Coruña.

Envía tus cartas al director
Por correo electrónico a:
cartasaldirector@lavoz.es
Enviar carta
Por correo postal a:
Avenida da prensa, 84 y 85.
Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Demostremos que tenemos capacidad de lucha»