La arquitectura del mañana

Sabela Barreiro García ARQUITECTA ESPECIALIZADA EN SOSTENIBILIDAD

OPINIÓN

27 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Pasar del pensamiento mecánico al pensamiento de los sistemas vivos es un acto revolucionario pero también consciente. Significa entender que no somos la suma de unas partes que se puedan controlar, sino que la Tierra y todas sus especies (incluyendo la nuestra) forman un sistema vivo y complejo que no funciona de manera lineal.

Hace falta desaprender, porque esta visión del mundo influye en los valores que rigen la sociedad moderna: el éxito, la felicidad, la riqueza... se definen según nuestra capacidad de consumir.

Perdemos por completo el vínculo con la naturaleza y las relaciones dinámicas de esta con todo lo que la rodea, que se suceden diariamente sin darnos cuenta.