La urgencia de la igualdad


Que un 6,98 % de las trabajadoras de la Diputación ourensana manifestase en una encuesta interna que en alguna ocasión se han sentido acosadas sexualmente en su entorno laboral es un dato estremecedor. Que otro 7 % de las consultadas diga que no lo ha sufrido personalmente pero sí ha presenciado comportamientos de ese tipo debería bastar para tomar medidas de forma inmediata. Y que otro 4,65 % reconozca que al menos se lo han contado no hace más que reforzar la idea de que en la institución provincial hay un problema obvio.

Quizás lo haya también en otras entidades públicas y privadas. Quizás no; seguro que sí. Pero ya se sabe: mal de muchos... Lo que está claro es que la problemática en la Diputación ourensana puede contatarse con los datos obtenidos de una encuesta contratada por la propia institución provincial. La encargada del área de Igualdade en el gobierno que lidera José Manuel Baltar, Montse Lama, asegura que este mes se presentará un protocolo de actuación para saber cómo actuar cuando se detecten casos de acoso. Ojalá sirva para algo, pero lo cierto es que una de las conclusiones del estudio elaborado para la Diputación es que las trabajadoras tienen miedo de hablar con libertad.

Son pocas -la mayor parte del personal es masculino- y los cargos de responsabilidad también están ocupados mayoritariamente por hombres. Quizás el origen del problema está ahí. Sea como sea, es obvio que algo hay que hacer y hay que hacerlo ya para que ese 6,98 % de trabajadoras acosadas se convierta pronto en un 0 %. Urge.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La urgencia de la igualdad