La vieja cárcel languidece sin un proyecto claro de futuro

El alcalde asegura estar barajando «muchas» opciones

El Concello revisa el estado del inmueble para evitar nuevos desprendimientos. agostiño iglesias
El Concello revisa el estado del inmueble para evitar nuevos desprendimientos. agostiño iglesias

Ourense

La acera frente a la vieja cárcel de la calle Progreso vuelve a estar vallada para impedir el paso de peatones ante el peligro de desprendimientos desde la fachada. El inmueble languidece desde hace décadas mientras espera por una rehabilitación que nunca llega y el actual gobierno municipal prometió poner fin a esta situación, pero aún no ha concretado cómo.

En enero, el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, dijo que estaba estudiando la posibilidad de rehabilitar el edificio para convertirlo en la nueva sede de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Meses más tarde, en mayo, el regidor dijo que las opciones se reducían a tres: un «museo central de Ourense con restaurante-cafetería y zona talleres creativos comunes», un hotel termal de lujo o la citada sede de la UNED.

Esa publicación data del 8 de mayo de este año 2020 y entonces el alcalde decía que ese mismo mes tendría la decisión tomada. «Todo se decidirá en este mes de mayo, para licitar la obra este verano, y que pueda inaugurarse en 2022», aseguraba Jácome en Facebook. Días después, el 1 de julio, el regidor volvió a referirse a este asunto en Twitter. «Varias décadas y diez alcaldes después, Ourense pondrá en valor la vieja cárcel. Y será en este mandato. Pronto desvelaremos la hoja de ruta», decía.

Pues bien, a mediados de agosto todavía no se ha hecho público el destino final de este inmueble y, en declaraciones a La Voz de Galicia, el regidor ourensano admitía este jueves que aún no ha tomado una decisión definitiva al respecto. «Estamos en ello», dice ahora el alcalde, que asegura que siguen sobre la mesa las propuestas de sede de la UNED, museo o hotel. Añadió, sin embargo, que «se barajan muchas más opciones», pero no puso fecha para la decisión definitiva sobre este inmueble.

Desde el año 2001

Después de años de negociaciones, el Concello se hizo con la propiedad de la vieja cárcel en el 2001. El objetivo entonces era, precisamente, evitar el deterioro del inmueble, pero los sucesivos gobiernos municipales que han dirigido el Ayuntamiento en los últimos 19 años no han logrado concretar un proyecto de rehabilitación del edificio. Así, en el año 2016, el ejecutivo de Jesús Vázquez tuvo que cortar la acera debido a desprendimientos desde la fachada y se instaló una protección metálica a su alrededor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La vieja cárcel languidece sin un proyecto claro de futuro