«Dije: lo va a tirar para la derecha»

Sustituyó al meta titular, Berto, toda la segunda parte y paró un penalti decisivo para ganar al Caselas

.

ourense / la voz

Se puede decir que Toño Nespereira, a sus 27 años, fue cocinero antes que fraile. El domingo se puso bajo los tres palos para defender la portería del Bande, ante la lesión del meta titular, Berto, que ya no volvió a salir tras el descanso. Era una situación relativamente novedosa para el centrocampista y capitán banduense. «En los entrenamientos hago el tonto, parando tiros libres y penaltis», comenta. Desde los once metros, Nespereira tenía, además, la visión del lanzador: «Como suelo tirar faltas y penaltis, vi cómo se colocaba el tirador y que miraba para el izquierda y me dije lo va a tirar para la derecha. Saber cómo se tiran ayuda a parar, porque siempre intentas engañar al portero».

La salida de Toño Nespereira como sustituto de Berto se decidió en el descanso, cuando el meta ya no pudo seguir más. El capitán ya había recibido el encargo del entrenador de ponerse en la portería si fuese necesario, pues del de Ribadavia ya llevaba algún tiempo jugando lesionado. En su cuarta temporada en el Bande es el más veterano en esa plantilla y no dudó en ejercer los galones, también bajo los tres palos. Pero reconoce que tuvo nervios, sobre todo «por no fallarle a los compañeros». Pasó algunos apuros en la segunda parte. El Bande empató a los dos minutos, pero el Caselas marcó en «un córner casi directo, entre el jugador y yo la metimos», ríe Toño. Apunta que los rivales «en cuanto podían, tiraban, era todo peligro; tuve dos o tres paradas y un par de salidas», recuerda. Aunque no es su posición, ser portero no le disgusta. «Haces lo que ves que hacen». El penalti que paró lo califica de «anécdota». «Lo que cuenta es el trabajo de los compañeros, las jugadas de estrategia. Desde atrás se ve todo diferente, solo quieres ver la pelota en el otro campo», resalta.

Votación
0 votos
Comentarios

«Dije: lo va a tirar para la derecha»