Victoria del cubano de la Rambla

Arian González ganó el Torneo del Campus tras un cuádruple empate


OURENSE / LA VOZ

La resolución del Torneo Internacional de Ajedrez Campus de Ourense fue tan reñida como cabría esperar e incluso más, porque si llegaban tres aspirantes igualados a la última ronda, en la matinal de ayer nadie fue capaz de imponerse en las dos primeras mesas y el triunfo de Salvador Del Río en el tercer emparejamiento forzó un cuádruple empate final en cabeza y la victoria definitiva de Arian González, el cubano afincado en Cataluña que salió airoso de los coeficientes establecidos para resolver la igualada.

Y eso que González Pérez se atascó con piezas blancas en su cara a cara con Luis Marcos Medarde, que a la vista del equilibrio de fuerzas en otras partidas adyacentes también podía optar a instalarse en el grupo que comandaba la clasificación. A la postre, el duelo terminó en tablas y fue Arian el que concluyó con 7 puntos, dejando a su enemigo en el quinto puesto, con 6,5.

En todo caso, era la mesa uno la que marcaba la pauta del torneo y ni el ferrolano Pablo Fernández ni el gran maestro argentino Alejandro Hoffman fueron capaces de imponer su planteamiento sobre el tablero. El jugador de las piezas blancas no perdió ni una partida en toda la competición, pero los dos empates del sábado y el domingo lo arrastraron desde el liderato a la cuarta posición. Por su parte, su experimentado oponente fue otro de los que se marchó invicto, si bien parecía llegar con opción de título, tras sus victorias sobre Diego Espiñeira y el ourensano David Diéguez. El que fuera entrenador de Iván Salgado en la escuela del Marcote terminó como subcampeón, en la apretada nómina definitiva.

El tercer puesto fue para el gran beneficiado de la sesión dominical, un Salvador del Río que superó con negras a Diego Guerra. El hispano argentino fue el único de los inquilinos de la cinco primeras mesas que fue capaz de sumar un 1 en su casillero, puesto que también firmaron tablas en los emparejamientos entre Diego Espiñeira y Antonio Pazos, así como en el de Rafael Rodríguez con Ismael Alshameary.

Tras el quinteto más eficaz del escalafón del torneo, hasta ocho inscritos totalizaron seis puntos, solo uno menos que el ganador, ese cubano con problemas para regresar a su país, desde que a los 21 años optara por Cataluña para mejorar su nivel ajedrecístico.

Y es que González Pérez, en la actualidad maestro internacional, está buscando la última norma de gran maestro, para situarse entre la élite del ajedrez un mundial, un objetivo en el que ha avanzado al alzarse con la victoria en un certamen con la calidad del organizado por el Campus Ourense, que contabilizó hasta cuatro aspirantes del máximo nivel concedido por la federación intercontinental.

En su tercera edición, el torneo ourensano se afianza como uno de los más exigentes del calendario nacional de verano, causando además una gran repercusión en el status del ajedrez nacional, incluidos aquellos extranjeros que participan en el circuito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Victoria del cubano de la Rambla