Mejoras que no deben impedir otros avances


ADIF no puede presumir de su comunicación externa. El desbarajuste acontecido este martes 18, cuando prensa y ciudadanos nos enteramos por el BOE de expropiaciones de 157 metros cuadrados (22 en San Cibrao y 135 en Ourense) para implantar el ancho estándar europeo en la línea antigua de ferrocarril Taboadela-Ourense, lo que unido al anuncio el pasado 14 de abril en el Diario Oficial de la Unión Europea para contratar un cambiador de ancho de vía en Taboadela desató múltiples especulaciones. Comentarios de partidos políticos y consultas de los medios de comunicación propiciaron que ADIF emitiese a media tarde una nota explicativa que incrementó las dudas al facilitar cifras de inversión que no casan con las «presuntas» obras a realizar ni aclaran cuál es el verdadero objeto de las actuaciones, más allá de proclamar que son para que la alta velocidad llegue cuanto antes y se acorten los tiempos de viaje.

Pero? no matemos al mensajero. El ejecutor de las obras actúa al dictado de Fomento. Así que magnífica ocasión perdida por el ministro del ramo que acaba de realizar su primera visita trimestral pero no aprovechó para anunciar la «adecuación integral de la línea» que su departamento, se confirmó ayer, tiene en marcha desde antes de Semana Santa. ¿A qué línea o tramos se refieren? Sumando los importes anunciados en el boletín de la UE 34,1 millones de euros y comparando con los 103 millones de la nota de ADIF, hay 69 millones de diferencia. ¡Ahí es nada¡. En ADIF, no saben, no contestan.

Está bien un cambiador de ancho en Taboadela y estandarizar con ancho mixto y electrificación el tramo Taboadela-Ourense, dejando las 9 curvas de 380/400 metros como las de Angrois, para darle ambiente y «comprobar la atención de los maquinistas» en el recorrido. De este modo podrán circular los Alvia 130 (como los Galicia-Barcelona), para reforzar los Híbridos 730, y seguir circulando los trens do lixo y los cereales para Coren en el Polígono.

Ahora bien, Ourense, con su alcalde y diputados a la cabeza, deben exigir a Fomento que aclare ¿qué trámites faltan en el último tramo de la alta velocidad, que unirá Taboadela y Ourense, que impiden licitar las obras entre Seixalbo y Ourense? La llegada provisional de trenes rápidos (no AVE), no debe impedir el avance simultáneo en la terminación de la línea.

Votación
2 votos
Comentarios

Mejoras que no deben impedir otros avances