Un reto que no lograron superar hasta ahora tres concejalas


ourense / la voz

Elaborar una nueva normativa para poner orden en las terrazas repartidas por toda la ciudad se ha convertido en un reto mayúsculo para el Concello de Ourense. Para darse cuenta de que no es tarea sencilla basta comprobar la nómina de concejalas que han intentado sin éxito sacarla adelante. El PSOE, ya en el anterior mandato, fue el primer partido que quiso actualizar un documento con dos décadas de vigencia y que se ha quedado desfasado. La socialista Juana Ageitos fue la primera en presentar un borrador. Había cierto consenso en aquel momento para aprobarlo, pero se metió por medio la campaña electoral y el documento quedó en un cajón a la espera de un nuevo gobierno.

El resultado en las urnas hizo que la patata caliente pasara al PP. La primera edila en intentar sacarla adelante fue Ana Morenza. Dejó el puesto sin conseguirlo y fue sustituida por Belén Iglesias. Esta tenía próximo un acuerdo con el PSOE para aprobar un texto muy similar al que habían redactado los socialistas antes de que concluyera el mandato. Estaba, simplemente, a expensas de valorar los informes de la policía local y de los bomberos sobre la zona histórica. Parecía que su aprobación estaba cerca. Sin embargo, hubo un nuevo cambio en ese área y Flora Moure es la tercera responsable en menos de dos años del servicio de Comercio. Tiene más de la mitad del mandato por delante para conseguir algo que de momento se le ha resistido a sus tres antecesoras en el puesto.

Votación
0 votos
Comentarios

Un reto que no lograron superar hasta ahora tres concejalas