Terminan con retraso las obras del centro de Ourense: «Foi moi duro»

Miguel Ascón Belver
Miguel Ascón OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

La plaza de los Ramones, minutos antes de su apertura definitiva.
La plaza de los Ramones, minutos antes de su apertura definitiva. Miguel Villar

Las plazas para recarga de coches eléctricos proyectadas no funcionarán aún

26 sep 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Después de casi un año en obras, vecinos y comerciantes del centro empiezan a recuperar la normalidad. «Foi moi duro», explica Martín Ferrío, que regenta una pescadería en la plaza de los Ramones. Él fue quien prestó al alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, unas tijeras para cortar una cinta de señalización de obras a modo de inauguración.

Desde este lunes los vehículos y peatones pueden circular con normalidad por la zona. Hasta ahora había restricciones y desvíos provisionales para los usuarios de garajes. Según explicó el concejal de Infraestructuras, Francisco Lorenzo, aún quedan por ejecutar algunos detalles, especialmente en materia de jardinería. Por otra parte, en la tarde de este lunes continuaban trabajos de reparación de algunas losas y de instalación de mobiliario en varios puntos. Además, quedan por liberar los espacios ocupados por zonas de acopio de material en la calle Ramón Cabanillas y las casetas de obra siguen impidiendo el acceso de peatones al Parque de San Lázaro desde la esquina superior de Xaquín Lorenzo.

Tras reabrir el tráfico en el entorno de la plaza de los Ramones, se ha recuperado la normalidad en la circulación de vehículos en toda la zona, pero hay que tener en cuenta que hay novedades. Así, los coches que bajan del primer tramo de Valle Inclán ya no podrán seguir por esa calle y tendrán que desviarse obligatoriamente hacia su izquierda para salir por Ramón Cabanillas hacia la confluencia con Concordia y el arranque de la avenida de Buenos Aires. Por otra parte, ya se han reinstalado las máquinas de cobro de la ORA, aunque el alcalde avanzó que esas plazas de zona azul se eliminarán en un futuro. Además, insistió en sus planes de hacer todas estas calles de acceso restringido, es decir, únicamente para el acceso a los garajes y para los vehículos de carga y descarga.

El proyecto preveía la dotación de tres plazas de aparcamiento y recarga de coches eléctricos en la calle Ramón Cabanillas, justo en la esquina con la calle Bedoya. Sin embargo, ese servicio no empezará a funcionar de manera inmediata. Según explicó el concejal de Infraestructuras, las tomas de corriente quedaron preparadas, pero por ahora no se instalarán los cargadores. «Queda para un futuro, cuando haga falta», dijo Lorenzo.

Retraso

Aunque corresponden a dos proyectos licitados de forma individual, las obras ejecutadas en el centro de Ourense fueron adjudicadas a una misma empresa, Oreco Balgón, por un total de 2,3 millones de euros. Además, los trabajos comenzaron de forma simultánea el día 24 de octubre del año pasado. El contrato para la ejecución del proyecto de San Lázaro, Xaquín Lorenzo, Bedoya (hasta Valle Inclán) y Cardenal Quevedo, hasta la avenida de la Habana se formalizó el día 17 de octubre del 2022 con un plazo de ejecución de ocho meses. El de Valle Inclán, Ramón Cabanillas y Bedoya (desde el cruce con Valle Inclán) quedó formalizado antes incluso, el 22 de septiembre del 2022, y su plazo de ejecución era más corto, de seis meses. Teniendo en cuenta que las obras comenzaron el día 24 de octubre y que ya han pasado más de once meses, es evidente que las previsiones iniciales se han incumplido.

La siguiente etapa en materia de infraestructuras en la zona llegará próximamente con el proyecto de humanización del entorno de la Praza de As Mercedes, en Arturo Pérez Serantes, donde se ejecutarán escaleras y rampas mecánicas para facilitar el ascenso hacia la zona del Auditorio. Esas obras arrancarán el 15 de octubre, dijo Lorenzo.