Investigan si los padres de un menor le quemaron unos tatuajes

El joven huyó de la casa paterna, situada en el concello coruñés de Ames, y se refugió en la casa de su novia en Verín

Imagen de archivo de una patrulla de la Guardia Civil
Imagen de archivo de una patrulla de la Guardia Civil

Ourense

Un menor de 17 años, vecino de Ames (A Coruña) permanece refugiado en una casa de del concello ourensano de Verín con la familia de su novia tras denunciar a sus padres por, supuestamente, narcotizarlo y quemarle tatuajes que llevaba en los brazos.

El presunto maltrato doméstico se produjo en Ames, donde el juzgado de Santiago ya ha abierto diligencias informativas para aclarar lo sucedido. Por el momento, el joven de 17 años, aportó fotos sobre las quemaduras supuestamente infringidas por sus progenitores. La fiscalía de menores tendrá ahora la palabra sobre el futuro del joven. De momento, al estar custodiado con un adulto (la madre de su novia), el menor no tiene obligación de retornar al hogar paterno. Fuentes cercanas a la investigación negaron que el menor hubiera denunciado anteriormente ningún tipo de maltrato de sus padres, aunque en su declaración, aseguró que esos presuntos malos tratos se venían repitiendo hace tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

Investigan si los padres de un menor le quemaron unos tatuajes