En el banquillo por cincuenta ventas falsas de joyas por valor de 119.000 euros

El fiscal pide cinco años de prisión y una multa de 3.600 euros


Pontevedra / La voz

Cinco años de prisión y el pago de una multa de 3.600 euros son las penas que el fiscal tiene previsto solicitar este martes para una pontevedresa, S. M. S. D., acusada de engañar a los propietarios de una joyería de la ciudad para sacar un provecho económico. Fue en agosto del 2011 cuando la acusada contactó con las víctimas asegurándoles que era «vendedora a domicilio» con «amplia experiencia en el sector y numerosos contactos y clientes». Firmaron un contrato fijando una comisión del 15 %, al tiempo que se le requería llevase un registro ordenado con las transacciones.

El fiscal mantiene que, a partir de ese momento, la acusada elaboró un plan para conseguir que los dueños de la joyería le fuesen entregando cada vez más joyas que ella simularía vender a terceras personas pero haciéndolas suyas en realidad. Para dar credibilidad al engaño, buscó «en Internet listas de opositores al Servicio de Vigilancia Aduanera o al Ministerio de Justicia de los que obtenía datos de identidad y números de DNI que luego iba plasmando en las facturas».

La acusación añade que se hizo con 54 piezas de joyería que le fueron entregadas para su venta, cuyo valor es de 118.987 euros, mientras que ella habría reintegrado tan solo 15.560 euros. Ahora se pide que devuelva los 103.427 euros restantes.

Votación
0 votos
Comentarios

En el banquillo por cincuenta ventas falsas de joyas por valor de 119.000 euros