UU. AA. retiró su candidatura en la repetición de las elecciones en Meaño

La organización denuncia manipulaciones en el proceso electoral de Rías Baixas

.

vilagarcía / la voz

Solo son ocho electores, pero lo ocurrido en su mesa, la de Meaño, correspondiente a los grandes viticultores, está rodeando de enormes dosis de polémica el proceso de renovación del consello regulador Rías Baixas. Unións Agrarias cumplió lo prometido y, a la vista de que la junta electoral rechazó su petición para que se paralizase la repetición de los comicios, la organización retiró ayer su candidatura. Ni tuvo presencia en la votación, ni su gente acudió a depositar papeleta alguna. «Non ten ningún sentido -subraya Samuel Lago- que non se repitan as votacións en todo o censo, porque apenas son un cento de viticultores, e está claro que deste xeito a manipulación é moi doada».

El representante de UU. AA. se refiere al hecho de que la semana pasada apareciesen nueve papeletas en la mesa de Meaño, cuando el número de potenciales votantes se limitaba a ocho y únicamente siete acudieron a depositar su voto. Las dos papeletas sobrantes tuvieron, a la postre, una importancia crucial, pues justamente esa fue la diferencia entre la Agrupación Profesional de Viticultores y la propia Unións Agrarias a la hora de disputarse un vocal. Lo que el sindicato reclamaba es que los comicios se repitiesen, no en la mesa en la que se detectó el tongo, sino en el conjunto del censo correspondiente a los grandes viticultores. ¿Por qué? «Porque as outras dúas candidaturas son afíns, e a Asociación Agraria de Galicia, que non se xoga nada -obtuvo 35 votos frente a los 29 de la agrupación profesional y a los 27 de UU. AA.-, vai facer que a súa xente que votaba en Meaño apoie á agrupación para evitar que nós obteñamos ese representante, pervertendo así todo o proceso», advierte Lago.

Unións Agrarias subraya las concomitancias existentes entre las otras dos listas. Como el hecho de que dos dirigentes de una de las organizaciones se presenten en la candidatura de la otra.

Así las cosas, lo que ocurrió ayer es que el número de votantes, si ya era pequeño, se redujo todavía más en la mesa de Meaño. De los ocho viticultores llamados a las urnas, solo seis acudieron a la repetición de las elecciones. Uno de ellos votó en blanco. Dos respaldaron a la Asociación Agraria de Galicia mientras que tres apoyaron a la Agrupación Profesional de Viticultores. Así las cosas, el vocal en disputa cae del lado de esta última organización, en detrimento de Unións Agrarias.

¿Qué sucederá a partir de este momento? «Non cremos que o nomeamento de vogais se vaia paralizar, pero o noso contencioso está presentado e cando o Tribunal Superior de Xustiza de Galicia tome unha decisión é probable que a súa asignación cambie», indica Samuel Lago.

Confusión y precipitación

Su organización lamenta, en cualquier caso, la forma en la que se ha abordado este el proceso, vía Diario Oficial de Galicia, «sen dar oportunidade de que os recursos se puidesen estudar e, sobre todo, de xeito confuso e sen publicidade». En cambio, señala Lago, «agora que se repetían as eleccións en Meaño, tanto dende a consellería como dende o propio consello mesmo telefonaron dúas veces aos electores».

Votación
0 votos
Comentarios

UU. AA. retiró su candidatura en la repetición de las elecciones en Meaño