El BNG endurece su línea y marca distancias con el gobierno socialista de Vilagarcía

Lucía César Veloso culpa del conflicto urbanístico con Lantero a la inacción del gobierno local


vilagarcía / la voz

Los cambios que la marcha de Xabier Ríos y la proximidad de los comicios han imprimido en el grupo municipal del BNG de Vilagarcía se están dejando notar. La llegada de Lucía César Veloso a la portavocía y al primer puesto de la candidatura, como aspirante a la alcaldía de la capital arousana en las elecciones de mayo, se ha acompañado de un endurecimiento de la línea política de la formación nacionalista, que marca distancias con respecto al gobierno local que encabeza el socialista Alberto Varela.

La primera muestra llegó la semana pasada, con un claro posicionamiento a favor de que el transformador eléctrico de Vilaxoán no se instale en el subsuelo de la futura escuela infantil de la localidad. Ayer, este nuevo rumbo avanzó otro paso, al cargar el BNG las tintas sobre el gobierno municipal al hilo de la polémica sobre el convenio urbanístico de la vieja fábrica de Lantero. Los nacionalistas culpan de ello a la «inacción do goberno municipal en materia urbanística». Lucía César considera inaceptable la demora del PXOM, «debida exclusivamente a cálculos e intereses electorais», así como a la «falta de valentía política».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El BNG endurece su línea y marca distancias con el gobierno socialista de Vilagarcía