El CHOP asegura que no quiso parar la máquina pese a la imposibilidad de encontrar sustitutos


El Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP) reconoció ayer la situación que atraviesa del servicio de Radioloxía en estos momentos, pero dijo carecer de alternativas para solucionarlo. «O servizo de Radioloxía do CHOP conta nestes momentos con dous facultativos de baixa por enfermidade (unha radióloga con praza en propiedade e a súa substituta, asignadas á área de TAC)», admitió.

Sin embargo, y «pese aos esforzos realizados para encontrar posibles substitutos a esta segunda baixa», añadió, «non foi posible atopar especialistas que puideran realizar o dito traballo. Ante esta situación, e de acordo coa Xefa de Servizo, procedeuse a unha reorganización do servizo para que os informes das probas con maior prioridade (as realizadas con carácter urxente, preferente e todas aquelas que deban estar informadas a data fixa), non teñan demora».

Retrasos injustificados

La Estrutura de Xestión Integrada (EOXI) de Pontevedra e O Salnés señaló, asimismo, que dadas las circunstancias, optó por no tomar otras medidas de mayor calado por las consecuencias que podrían acarrear para el sistema. Matizó, así, que «non se contemplou parar a máquina de radioloxía, xa que iso suporía retrasos na realización de probas que non estarían xustificados».

No concretaros los responsables sanitarios del área afectada, sin embargo, si hay prevista alguna actuación para intentar paliar la acumulación de informes sin comunicar que esta situación está provocando desde hace más de tres meses.

Votación
2 votos
Comentarios

El CHOP asegura que no quiso parar la máquina pese a la imposibilidad de encontrar sustitutos