De las mociones «que son chorradas» al lugar donde cada uno celebra sus congresos


Pontevedra / La voz

El pleno de ayer resultó bastante entretenido por el empeño de los concejales en buscar fricciones. La palma se la llevó la concejala de Benestar Social, Carme Fouces (BNG), al debatir una moción del PP sobre conciliación y corresponsabilidad que acabó siendo rechazada. Fouces recriminó que la oposición no hace más que presentar mociones «que son chorradas» y que obligan a extender los debates durante muchas horas impidiendo así a los concejales conciliar de la vida laboral y familiar. Le cayeron reproches de todos los lados.

También el portavoz del PP, Jacobo Moreira, trató de tensionar la relación con Marea Pontevedra al hilo de la asamblea que celebró Anova el pasado sábado en el campus. Moreira se refirió varias veces al enfrentamiento que protagonizaron algunos de los militantes de la formación, que derivó en empujones y patadas. El portavoz del PP llegó a recomendar a Marea que celebre sus congresos «cerca de centros sanitarios por lo que pueda pasar». Luís Reí le respondió en la misma línea: «O que ten que facer o PP é celebrar os seus congresos cerca de institucións penitenciarias». Moreira no volvió a sacar el asunto.

Marea, en cualquier caso, se ha convertido claramente en diana del resto de la oposición por sus escarceos con el BNG para buscar una colaboración estable. Además de las chanzas de Moreira, el portavoz socialista, Agustín Fernández, se refirió al grupo en varias ocasiones como «pseudosocios de gobierno». El representante del PSOE también vivió su particular rifirrafe con el nacionalista César Mosquera. Este le recriminó que estaba «moi pesado» expandiendo sospechas sobre el contrato del agua, a lo que Fernández replicó que «foi falar de pesado o máis indicado».

Y puestos a hablar o a callar, Carme da Silva (BNG) reprochó a Tomás Abeigón (PP) que defendiera en castellano una moción sobre el parque dedicado a Amalia Álvarez. El popular le respondió que lo que el peor homenaje a la viuda de Bóveda es el estado de abandono en que tiene el BNG el citado parque.

Votación
0 votos
Comentarios

De las mociones «que son chorradas» al lugar donde cada uno celebra sus congresos