Con Jorge en el corazón y en el dorsal

Niko Vieites participará en la 4 Picos con el número de su amigo, fallecido el 9 de abril arrollado por un coche

.

pontevedra / La Voz

La Pontevedra 4 Picos espera este sábado a cerca de 3.000 amantes del ciclismo dispuestos a disfrutar de una marcha que recorrerá algunos de los puertos más emblemáticos de la comarca. Pero, entre ellos, esta vez no estará Jorge Vázquez, que el pasado 9 de abril perdía la vida al ser arrollado por un coche cuando regresaba a casa tras una salida en bicicleta junto a su amigo Nicolás Vieites, más conocido como Niko en ambientes ciclistas.

Menos de dos semanas después de ese terrible accidente, Niko reconoce que las imágenes de lo sucedido aún ocupan su mente. «Durante el día, más o menos, lo voy llevando. Pero por la noche es una secuencia que se repite constantemente», desvela. Los recuerdos de aquel día son todavía muy vívidos, y Niko explica cómo el sábado habían hecho un entrenamiento de 180 kilómetros para preparar la prueba de este sábado, para la que Jorge demostró estar listo. «Él tenía una apuesta con su cuñado y, viendo como iba ese día, le dije que no se preocupase, que el chuletón lo tenía ganado», recuerda. Y aunque el domingo no tenía previsto salir en bici, el destino quiso que finalmente decidiese hacerlo. Subieron el Monte Xiabre, primero, y después Lobeira. Y fue cuando ya se dirigían a casa cuando «la mala suerte se cruzó con nosotros», afirma Niko.

Sin embargo, ese trágico episodio que, asegura, ya no podrá olvidar nunca, no le ha apartado de su pasión por las dos ruedas. Y, consciente de la ilusión que tenía Jorge por lograr un año más completar el recorrido, ha decidido rendirle un sencillo y particular homenaje no solo no renunciando a disputar la 4 Picos, sino haciéndolo con el dorsal que tenía asignado su amigo.

«Hay que continuar con la vida», afirma Niko con tono de resignación. Y para él, eso implica no abandonar la pasión que unía a ambos. «Sé que habrá gente que no lo entienda, pero quedándome en casa no voy a cambiar nada», añade. Por eso, apenas unas horas después de lo sucedido aquel fatídico 9 de abril, pensó en cómo rendir tributo a su amigo. «Camino del tanatorio pensé en ello -cuenta-. Sabía que su ilusión era hacer la 4 Picos, y pensé que, si su familia estaba de acuerdo, sería bonito hacerla con su dorsal. Creo que es el mejor homenaje que le puedo hacer» añade.

Y así será. Tras recibir el beneplácito del cuñado de Jorge, Niko se lo propuso a la organización de la 4 Picos, que también accedió. Y de esta forma, aunque no físicamente, Jorge estará presente en la prueba que había preparado con ahínco, en el corazón de muchos de los participantes y en el dorsal que portará Niko.

Desde entonces, este pontevedrés de 36 años, que hace quince inició un idilio con el ciclismo que parece difícil de romper, ha vuelto a su rutina de salidas en bici para completar su puesta a punto para la 4 Picos, algo que le ha servido, en cierto modo, como terapia. «El primer día que volví a salir sí que tuve una sensación rara, pero a mí me gusta mucho la bici -desvela-. Y si hay algo que me distraiga de lo que pasó, es esto», añade. Niko afirma ser consciente de que lo que le pasó a Jorge, «son cosas que, dentro de este colectivo, sabes que ocurren, pero lo ves siempre desde lejos». Aunque ahora, que lo ha vivido de cerca, sabe que en cada salida ese recuerdo estará siempre presente. «La que más sufre es mi mujer, y le tengo que dar las gracias porque siempre me apoya», desvela.

Llamamiento a la concienciación

Niko, aunque entiende que en este caso ya no hay marcha atrás, espera que lo ocurrido con Jorge «si sirve para que la gente se conciencie, habrá servido de algo». Aunque afirma que, para ello, será necesario un esfuerzo de todas las partes implicadas para evitar más muertes de ciclistas. «Todos tenemos que arrimar el hombro: ciclistas, conductores, pero también los responsables del estado de las carreteras», reclama.

Votación
5 votos
Comentarios

Con Jorge en el corazón y en el dorsal