La basílica de Santa María, víctima de las «peñas»

Ocurrió en 2001


Ahora que las «peñas» vuelven a estar en boca de todos, y cuando hay quien afirma que los excesos actuales no se daban hace años, echar la vista a la hemeroteca desvela que en realidad siempre hubo desmanes. Sin ir más lejos, tal día como hoy en el 2001 La Voz reflejaba que «las últimas noches de peñas se saldan con nuevos daños a la basílica de Santa María». Concretamente, se daba cuenta de la rotura de una de las vidrieras del templo, así como de las pintadas que afectaban a uno de los muros de la basílica. Desde la parroquia, el consejo pastoral apuntaba como culpable a la «movida etílica» y alertaba del «grave problema de orden público que tiene Pontevedra». Pese a ello, ni el Concello ni la subdelegación del Gobierno veían un problema. El alcalde, Fernández Lores (BNG), y el subdelegado gubernativo, Alejandro Millán Mon (PP), alababan el «comportamiento cívico» de la mayoría de los jóvenes que se divertían por las calles de Pontevedra en aquellas noches de «peñas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La basílica de Santa María, víctima de las «peñas»