El Gobierno central no contempla de momento revisar la prórroga de Ence

El secretario Estado de Medio Ambiente afirma que se ceñirán a la vía judicial abierta


Pontevedra / La voz

Pese a lo anunciado por el PSOE cuando estaban en la oposición, el Gobierno de Pedro Sánchez no dará ningún paso para revocar, ni siquiera para revisar, la prórroga de 60 años que concedió el anterior Ejecutivo a Ence para facilitar su permanencia el Lourizán. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán Fernández, lo deja bien claro en una carta remitida al Concello de Pontevedra esta misma semana: «Consideramos que en estos momentos debemos esperar la resolución judicial de los procesos correspondientes a los recursos contenciosos administrativos presentados ante a Audiencia Nacional». Y subraya que «este Gobierno ejecutará lo que resulte de la resolución judicial que recaiga».

Morán desdice así lo comprometido por el propio Sánchez en el 2016. Según reflejan las crónicas periodísticas, en un mitin en Pontevedra el 17 de junio de aquel año «citó la revisión de la prórroga a la pastera Ence, palabras que fueron coronadas con una gran ovación en la capital del Lérez». Y apenas unos meses antes, en una entrevista publicada por La Voz en marzo, cuestionaba el rechazo de En Marea a su investidura como presidente y se preguntaba «si no sería mucho mejor para la anulación de la prórroga a ENCE que haya un Gobierno aliado en Madrid».

La misiva remitida esta semana por Morán al Concello de Pontevedra responde a la carta enviada por el gobierno local a la nueva ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, el pasado mes de julio instándole a dictar resoluciones «por las que se declare la caducidad total de la concesión y la nulidad, anulación o revocación de la prórroga». En aquel escrito, se pedía al Gobierno central que llegado el caso mantuviera una postura neutral en el contencioso iniciado por el Concello de Pontevedra contra la prórroga.

Tal petición se la reiteró ayer el alcalde tanto a Morán como a la propia Ribera en sendas misivas que salieron ayer en respuesta al escrito del secretario de Estado. «Sucede que en ese pleito la parte demandada, esto es, la Administración estatal, todavía no ha contestado a la demanda, no se ha formalizado aún la oposición, lo que nos ofrece una segunda vía para dejar sin efecto la prórroga, si la sentencia estima el recurso del Concello de Pontevedra, después de que la Abogacía del Estado se allane a ese recurso», escribe Lores.

«Segunda y mejor alternativa»

Desde el Concello se insiste en que «el actual Gobierno tiene en sus manos (como una segunda y seguramente mejor alternativa) la opción de decidir el allanamiento a nuestra demanda, el que traerá consigo, en consecuencia, una sentencia que, como reclama el partido que apoya al Gobierno y el conjunto de la sociedad pontevedresa, anulará la prórroga de Ence».

La empresa insiste en que no hay emplazamiento alternativo

Desde la empresa pastera se reiteró ayer que trasladar su actividad es poco menos que inviable. «Según el estudio que Ence encargó en su día a una empresa especializada del sector de la celulosa del mayor prestigio -se indicó desde la compañía-, se confirmó que no hay emplazamientos en Galicia que reúnan las condiciones técnicas, económicas y logísticas necesarias para acoger una biofábrica con una capacidad equivalente y que asegurara la rentabilidad de la fuerte inversión que requeriría dicho traslado». Ence, que en ningún momento habla en su comunicado de la posibilidad de entablar una negociación, sí se muestra «siempre abierta a explicar a los responsables políticos las dificultades para acometer el traslado».

«Disculpe el atrevimiento», escribe Lores a la ministra

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, tira de ironía en la misivas que ayer remitió tanto al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, como a la ministra para la Transición Ecológica, teresa Ribera.

«Lleva razón en todo», señala el alcalde al prolijo relato de los hechos que detalla Morán en su escrito, «y como no puede ser de otro modo, debemos pasar por lo que, llegado el caso, resuelvan los tribunales». Es ahí donde Lores espera que el Gobierno central dé las órdenes oportunas a sus letrados. «Está en manos de su Gobierno la decisión del signo y postura procesal que haya de adoptar la demandada Administración del Estado».

Lores se despide de sus interlocutores «rogando que disculpe el atrevimiento de ocuparle con estas elementalísimas reflexiones».

El PSOE intenta abrir la vía para negociar un traslado

El PSOE de Pontevedra lanzó ayer un guante al alcalde de Pontevedra, al que propuso que convoque una mesa de negociación para el traslado de la fábrica, con la presencia del Estado, la Xunta, la Diputación, el Concello y la propia pastera. En Madrid existe disposición a este diálogo, según explicaron los dirigentes de la agrupación socialista local, que se reunieron con altos cargos del Gobierno central la semana pasada en Madrid. En su comparecencia en Pontevedra, intervinieron el portavoz municipal, Agustín Fernández; la secretaria general de la agrupación local, Maika Larriba; y la secretaria local de Medio Ambiente, María Pierres.

Agustín Fernández se mostró optimista. «Non convén ser negativos», indicó, a la vez que insistía en que, frente a la negativa de la empresa al traslado, hay que tener en cuenta que «o escenario é diferente porque hai vontade expresa da Administración do Estado a sentarse a falar». En opinión del líder del PSOE, este cambio de actitud es algo que debe tener en cuenta el alcalde, al que retó a asumir directamente la puesta en marcha de esta mesa de negociación. En caso contrario, los socialistas valorarían otras vías para lograrlo.

En el seno del gobierno municipal del BNG, directamente señalado por los socialistas, se ve esta propuesta como «unha cortina de fume, a típica xogada de liada electoral». Así lo indicó el concejal de Infraestructuras, César Mosquera, quien cree que es una maniobra para tratar de tapar «a evidencia de que o Goberno central no vai facer nada» para revocar la prórroga, «tal e como di na súa carta o secretario de Estado». Mosquera subrayó que esa mesa tendría que ser una iniciativa del Estado, que fue quien concedió la prórroga, y no del Concello. En cualquier caso, considera que mientras la prórroga esté vigente «Ence non ten por que negociar nada».

Por su parte, la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, manifestó su sorpresa por que el Gobierno habla hablado de estos temas antes con el PSOE local que con la Xunta, precisamente unos días después de que ella estuviese en Madrid para abordar asuntos de Galicia. Indicó que a la Xunta le preocupan los puestos de trabajo que crea la fábrica en la comarca y el sector forestal gallego. «Non teremos ningún problema» en estar en esa mesa, pero si se convoca de forma oficial y no desde el PSOE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Gobierno central no contempla de momento revisar la prórroga de Ence