Las familias piden diálogo urgente para poder mantener los comedores

Fanpa Pontevedra y Foanpas Vigo ponen dos condiciones, que se atienda a la totalidad de usuarios y que la consellería asuma el incremento de costes. Si no hay acuerdo, presentarán una demanda colectiva contra la Xunta por daños

Miembros de Fanpa Pontevedra y de Foanpas Vigo, este viernes, en su comparecencia sobre los comedores escolares delante de la Diputación
Miembros de Fanpa Pontevedra y de Foanpas Vigo, este viernes, en su comparecencia sobre los comedores escolares delante de la Diputación

Pontevedra / La Voz

Representantes de la Federación de ANPA de Centros Públicos de Pontevedra (Fanpa) y de la Federación Olívica de Asociacións de Nais e Pais de Alumnos de Vigo e Comarca (Foanpas) comparecieron este viernes en Pontevedra tras hacer público que renuncian a prestar el servicio de comedor y madrugadores si la Xunta no modifica el protocolo de adaptación al contexto del covid en los centros de enseñanza para el próximo curso. Tanto Rogelio Carballo Solla, presidente de Fanpa Pontevedra, como Miguel Álvarez Parada, su homólogo en Foanpas, subrayaron que están dispuestos a mantener la gestión del servicio si se dan tres condiciones. Una es la atención a la totalidad de los usuarios, lo que implica la utilización de más espacios dedicados a comedor y aulas de madrugadores, bien sea de forma provisional o permanente, y un aumento significativo de monitores y cuidadores. La segunda condición es que los costes económicos derivados del incremento de personal necesario así como los materiales (limpieza, material...) sean asumidos por el departamento de la Xunta mientras el protocolo esté en vigor. La tercera condición que plantean las familias es que exista un compromiso de colaboración por parte de Educación para «asumir cantas actuacións sexan necesarias».

Las dos federaciones de padres de alumnos emplazan, por tanto, al departamento que dirige Carmen Pomar a dialogar con urgencia para materializar y aplicar las medidas señaladas. Rogelio Carballo apuntó que debería ser antes del 10 de agosto, cuando empieza la matrícula para el comedor en Pontevedra. Los padres se mostraron muy molestos al asegurar que no son agentes educativos ni operadores, sino miembros de asociaciones sin ánimo de lucro que defienden los derechos de las familias. Si no hay avances y se mantienen las condiciones establecidas en el protocolo, tanto Fanpa como Foanpas consideran inasumible prestar el servicio el próximo curso. La decisión final, eso sí, se llevaría a una asamblea. También anunciaron que estarían dispuestos a acudir a los tribunales y presentar una demanda colectiva contra la Administración por los daños ocasionados a las familias.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
6 votos
Comentarios

Las familias piden diálogo urgente para poder mantener los comedores