El colapso en los juzgados de Santiago solo bajó un 16 % pese a que hay un 41% menos de casos

Más de 12.000 asuntos siguen atascados, de los que casi 5.000 corresponden a las tres salas de lo Social


santiago / la voz

Que la espectacular caída de asuntos ingresados en los juzgados españoles es un efecto más cosmético que real es bien sabido. La nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que entró en vigor a finales del 2014, implica que los delitos sin autor conocido ya no supongan la apertura de diligencias porque no salen de las comisarías o cuarteles. El resultado es que si hace tres años las salas de Santiago recibían 36.274 casos anuales, en el 2016 esa cifra había caído un 41,2 por ciento hasta quedar en 21.332.

El Gobierno pretendía con esta medida mostrar una gran caída de asuntos en los juzgados como respuesta a las críticas generalizadas por el atasco de muchas salas y la lentitud de la Justicia. Pero la realidad es que por mucho que han bajado el número de asuntos ingresados, la situación de colapso permanece y un buen ejemplo de ese problema es Santiago.

En la capital gallega un total de 12.137 casos estaban aún en trámite al inicio del 2016, el último ejercicio con datos estadísticos completos. En el 2014, cuando el efecto de la entrada en vigor de la nueva LeCrim solo se dejó ver en diciembre, el número de asuntos atascados en las salas compostelanas era de 14.486. Es decir, que en estos tres años solo se ha reducido un 16,2 por ciento.

El colapso afecta a todas las jurisdicciones. De los 12.137 casos atascados a principios del 2016, 2.354 correspondían a Civil, un 19,3 % del total, por los 3.959 de Penal, que representan un 32,6 %. Aún mayor es el peso de Social en el atasco, ya que con 4.996 casos supone el 41 % del total. Finalmente, en lo Contencioso-Administrativo comenzaron el año pasado con 828 asuntos pendientes.

La eterna reclamación

Es precisamente Social la jurisdicción que atraviesa por una peor situación en Santiago. Los tres juzgados que existen en la ciudad de esta jurisdicción están entre los más colapsados de Galicia y hay retrasos que ya llegan a los tres años en asuntos como reclamaciones laborales o por incapacidades. Pese a ello, la Xunta y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) le han negado año tras año la creación de una cuarta sala. Una reclamación que cuenta con el apoyo de todos los partidos políticos representados en Raxoi, así como de jueces, abogados y procuradores.

Votación
0 votos
Comentarios

El colapso en los juzgados de Santiago solo bajó un 16 % pese a que hay un 41% menos de casos