El Cortizo Anova espera repetir en Padrón el triunfo de la pasada edición


SANTIAGO

A las tres y media de la tarde de mañana saldrán desde Padrón los ciclistas que participarán en la edición número 55 de la Clásica de Pascua, una prueba que organiza el club ciclista Padronés Cortizo Anova y que en la pasada edición ganó Pedro Gregori, corredor valenciano que milita en las filas del conjunto anfitrión. Los participantes recorrerán 123,8 kilómetros.

La histórica prueba mantiene su tradicional recorrido, en el que en la pasada edición incluyó ligeras variaciones con las que se pretende aumentar todavía más el espectáculo de una de las carreras de más solera del calendario español. Con cinco puertos de montaña y tres metas volantes, los ciclistas concluirán como es tradición en el Campo do Souto tras recorrer en los metros finales la recta adoquinada del Espolón.

Tomarán la salida unos 160 ciclistas, entre los que se encuentran los corredores de los equipos gallegos más importantes.

La serpiente multicolor, que partirá y llegará a Padrón, pasará por Estramundi, Pazos, Iria, Lestrove, Dodro, Alto do Bexo, Bures, Rianxo, Alto de Palleiro, Catoira, Isorna, Pontecesures, Cordeiro, Forno, Alto de Sennin, Valga, Rois, Alto de Formarís, Muronovo, A Pontenova, Socastro, Alto de Pereira y Herbogo.

El equipo de Jesús Blanco Villar, que ganó esta prueba en 1981, espera repetir el éxito de la anterior edición en la que Gregori cruzó la meta como primer clasificado. Culminó así un gran trabajo de la escuadra padronesa y se alzó con la victoria con unos metros de ventaja sobre los tres corredores que protagonizaron la escapada definitiva. El año pasado el segundo clasificado fue Luis Gomes y la tercera plaza se la adjudicó Fabio Mansilhas.

Votación
0 votos
Tags

El Cortizo Anova espera repetir en Padrón el triunfo de la pasada edición