Santiago se blinda para el Apóstolo y triplicará el número de policías

Los agentes especiales van armados con fusiles de asalto y se centrarán en puntos sensibles como la Catedral y el entorno monumental

.

santiago / la voz

La permanente amenaza del terrorismo yihadista, las manifestaciones políticas con motivo del Día de Galicia y las fiestas del Apóstolo constituyen una peligrosa conjunción de factores que obligará a blindar las calles de Santiago a partir de la semana que viene con un dispositivo de refuerzo que será escalonado y en el que se llegarán a triplicarán los efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

En la ciudad está destacada actualmente una UIP, que está formada por aproximadamente cincuenta agentes. A partir del miércoles día 19 ya serán dos de estas unidades especiales las que patrullarán en Santiago, mientras que a partir del 23, con vistas a los días grandes de las fiestas de la ciudad y de Galicia, se pasará a contar con tres UIP.

Estos agentes especiales, que van armados con fusiles de asalto, se centrarán muy especialmente en la vigilancia de puntos sensibles como la Catedral, su entorno y la zona monumental, pero también el aeropuerto, las estaciones de tren y autobuses y los principales accesos a la ciudad por carretera.

Las UIP no serán, además, la única dotación policial del gran despliegue que se realizará en Santiago con motivo de las fiestas del Apóstolo. La comisaría compostelana movilizará a todos sus agentes disponibles, entre los que figuran los adscritos a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y también los catorce policías en prácticas con los que ya cuenta la comisaría y que ha enviado el Ministerio del Interior como refuerzo para el verano.

Además, la Policía Local de Santiago también contará con un dispositivo extra de seguridad con turnos reforzados. El cuerpo municipal actuará además coordinado en todo momento con la Policía Nacional. También la Guardia Civil formará parte del dispositivo especial con motivo del Apóstolo, con patrullas tanto de seguridad ciudadana como de control y vigilancia del tráfico en los accesos a la ciudad.

El despliegue policial volverá a contar, como es habitual siempre en estas fechas en Santiago, con unidades especiales que también estarán presentes en la ciudad a partir de la semana que viene. Así, habrá agentes de la Unidad de Subsuelo, experta en el control de las alcantarillas, de los Tedax, especialistas en la desactivación de explosivos, y guías caninos, que se usan tanto para la detección de bombas como de otras sustancias peligrosas o prohibidas. Finalmente, también habrá vigilancia desde el aire con la presencia de uno de los helicópteros de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional.

Uno de los mayores peligros en grandes concentraciones de personas por eventos festivos o deportivos lo representa la tendencia de los terroristas yihadistas a utilizar vehículos, preferentemente camiones, para atropellar a grupos de personas. Fue lo que ocurrió, por ejemplo, en Niza, en Londres y también en una fiesta de Navidad alemana. Sin embargo, la zona monumental de Santiago está cortada al tráfico con bolardos, lo que la hace muy segura. El único punto vulnerable es San Francisco, donde se cortará el acceso al Obradoiro con furgonetas policiales, así como con rastrillos metálicos de los que se colocan en el suelo.

Votación
4 votos
Comentarios

Santiago se blinda para el Apóstolo y triplicará el número de policías