La incineradora para crear una red de calor lindará con un colegio

Oposición vecinal a la ubicación en A Martagona de la planta para quemar biomasa

.

melide / la voz

La red de calor que la firma Medancli S.L. planea desplegar en el casco urbano de Melide para ofrecer servicio de calefacción y agua caliente a los vecinos se ha topado con un primer escollo. Si no lo fue la falta de apoyo que, a través de una recogida de firmas, la empresa con sede en Culleredo buscó entre los melidenses para asegurarse la viabilidad del proyecto, sí lo es el rechazo, también social, que genera la ubicación decidida para la instalación central: una planta desde la que se desplegará la infraestructura de abastecimiento y en la que se quemará biomasa, que es el combustible que se empleará para ofrecer el servicio de climatización.

Pese a que cuando hace poco más de un año empezó a recabarse apoyo vecinal para el proyecto se aseguró que la incineradora estaría alejada de las viviendas, no será finalmente así. La planta estará ubicada en A Martagona, una zona residencial del casco urbano, ubicada a menos de un kilómetro del centro, y de referencia para los vecinos porque en ella se encuentra el polideportivo y la escuela infantil municipales, además de uno de los tres colegios públicos de la localidad. Y lindando con el cierre del centro escolar se encuentra la finca que la empresa ya empezó a acondicionar para levantar las instalaciones de combustión.

El emplazamiento mantiene en vilo a los vecinos de la zona, que rechazan tener al lado de sus casas la central por más que desde la firma promotora de la actuación, respaldada por la Xunta, mantengan que la biomasa no es contaminante. Los afectados desconocen el impacto que tendrá la planta de combustión -tanto las molestias que podrá generarles como el peligro que podrá suponer- y, de momento, no han podido acceder al proyecto para aclarar sus dudas. Están pendientes de consultarlo -ya ha sido solicitado formalmente en el Concello hace dos semanas- para adoptar medidas al respecto.

No solo los vecinos directamente afectados ponen en tela de juicio la ubicación de las instalaciones. Desde la oposición municipal el BNG ha calificado de «estraño» y «inxustificable» el emplazamiento de la planta, «que entra en colisión directa coa poboación, e por encima moi sensible: os nenos», critican los nacionalistas, que se suman al malestar vecinal y se hacen eco de la «notable preocupación» de los usuarios de los servicios que se concentran en A Martagona. Avanzan que también pedirán información sobre le proyecto.

Votación
7 votos
Comentarios

La incineradora para crear una red de calor lindará con un colegio