La mayoría de los paneles informativos no funcionan o lo hacen con deficiencias

Los dispositivos forman parte del mobiliario urbano, pero no cumplen la función para la que fueron instalados

.

Marga Mosteiro / La Voz

Pocos son los paneles informativos electrónicos que cumplen con la función para la que, hace ya muchos años, fueron instalados en las vías públicas de la ciudad. La mayoría están deteriorados y apagados desde hace tanto tiempo que es difícil recordar la última vez que ofrecieron algún dato de interés, y los que están activos proporcionan una información de escasa utilidad para el conductor, además de la complicación de tratar de leer los mensajes mientras se está al volante.

En Santiago hay varios tamaños y tipos de paneles. Los hay rectangulares y de gran tamaño, como el que puede verse en la rotonda de la plaza de España, junto a la gasolinera y sobre el vial. Este vuelve a funcionar estos días, para recordar a los conductores que está en marcha una campaña de control de velocidad. El indicador electrónico es de los que suelen funcionar, aunque con cierta frecuencia parte del panel se queda sin luz y el mensaje solo puede ser leído parcialmente. Otro ejemplo de este modelo se localiza en San Lázaro, aunque está apagado y sin información.

Si los de gran tamaño se reservan para las vías de mayor capacidad, los paneles cuadrados y más reducidos son la opción elegida para las calles del interior del casco urbano. Eso sí, con el mismo problema que los anteriores. No siempre funcionan, y cuando lo hacen repiten el mismo mensaje durante semanas o meses. Quizás la idea sea que cale en el ciudadano. En uno de los instalados en la avenida San Caetano, las letras quedan cubiertas de vez en cuando por una banda de luz roja, lo que dificulta su lectura. Estos días, en los paneles de la ciudad en servicio se les recuerda a los conductores que no se distraigan al volante. Esto no deja de ser una contradicción, teniendo en cuenta que entretenerse leyendo el mensaje ya es una distracción. Por cierto, la recomendación es la misma desde hace semanas o meses. El que está situado al inicio de la rúa Basquiños es uno de los que aconseja atención a la conducción, y anteriormente avisaba de que la calle estaba cortada por obras, es decir, hace más de un año. Si hubo otros mensajes en todo este tiempo, pasaron inadvertidos para quién transita por allí hasta cuatro veces al día.

Además de estos carteles informativos electrónicos, en los que se difunden recomendaciones y advertencias para los conductores, también hay otros paneles que informan con mayor o menor fiabilidad de las plazas vacantes en los aparcamientos públicos. En esos carteles se indica alternativamente si el párking está abierto y se ofrece información sobre el número de plazas que tienen libres. Todo ello, por supuesto, cuando funcionan correctamente, algo que, al igual que en los otros casos, no sucede siempre. Por experiencia propia, un párking que en teoría disponía de 70 plazas libres estaba en realidad completo.

Votación
1 votos
Comentarios

La mayoría de los paneles informativos no funcionan o lo hacen con deficiencias