Santiago de Compostela

Rosario Porto estaba muy sola. Era hija única, sus padres habían muerto, estaba divorciada del que fue su marido, Alfonso Basterra, y ambos asesinaron a su hija adoptiva, Asunta, por lo que no hay sucesores directos de la fortuna que heredó de sus acaudalados progenitores, el conocido abogado Francisco Porto Mella y la profesora universitaria Socorro Ortega Romero, que le dejaron una buena cantidad de dinero y propiedades inmobiliarias que podrían llegar a valer cerca de tres millones de euros. ¿A quién irán a parar tras su suicidio en la cárcel de Brieva? Depende de si hay o no testamento, algo que no se sabrá hasta que no hayan transcurrido al menos dos semanas desde el fallecimiento.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

¿Quién heredará ahora la fortuna de Rosario Porto?