El Ulla exalta la calidad de sus vinos en la fiesta de las botas gigantes

Manquiña pregonó en San Miguel de Sarandón las cualidades de unos caldos que «van da gorxa ao corazón da xente»


Santiago / La Voz

Las grandes botas volvieron a colgar este domingo de los carballos en San Miguel de Sarandón (Vedra) para deleite de los festeiros en la 39.ª Exaltación do Viño da Ulla, mientras sonaba la música de Odaiko & Vanesa Muela y de la orquesta Xacobeo, entre otros grupos, y la juerga iba en aumento desde el mediodía, a salvo de la amenaza de lluvia.  

Antes de que la concurrencia poblara las carpas para degustar pulpo, churrasco, carne ao caldeiro, empanadas o filloas, todo regado con el vino de la comarca, el alcalde de Vedra, Carlos Martínez Carrillo, dio la bienvenida y agradeció el tesón de la comisión de San Miguel de Sarandón por la impecable organización de la fiesta y de los bodegueros por la calidad del vino. El conselleiro do Medio Rural, José González Vázquez, comprometió el esfuerzo de la Xunta por apoyar la promoción de los «fantásticos viños da Ulla» y el actor Manuel Prieto Comesaña, Manquiña, en su papel de pregonero de la fiesta, se remontó a su llegada a Compostela desde su Vigo natal para narrar el descubrimiento de las maravillas de la tierra del Ulla. Manquiña tiró de parábola al contar cómo Dios premió a sus «xentes intelixentes, traballadoras e de bo corazón» regalándoles las simientes de treixadura, caíño, brancellao o albariño «para facer un viño rico, branco, transparente que vai das gorxas ao corazón da xente». Manquiña brindó con el público para celebrarlo «de hoxe nun ano, e ata alá moitas veces». Antes se había mostrado humorísticamente sorprendido: «Despois de 39 anos bebendo viño e aínda de pé, iso si que é bo aguante».

Vinos premiados y nuevos miembros de la Orde da Bota

La Exaltación do Viño da Ulla, además de fiesta popular y muestra de los caldos de la subzona de la Denominación de Orixe Rías Baixas, es motivo, en las jornadas previas desde el 27 de marzo, de estudio en torno a su producción y comercialización, así como de selección de los mejores entre los participantes en la cata profesional, celebrada el sábado. Todos recibieron el reconocimiento público, pero solo tres podían llevar premio, que fueron por este orden, para Gundián, Barallobre y Chouzal.

También la Orde dos Amigos e Amigas da Bota do Viño da Ulla aumentó su nómina con la incorporación, tras prometer la defensa de estos vinos, del conselleiro José González, el pregonero Manquiña, el periodista Víctor Furelos y el empresario José Manuel Guerra. Todos ellos recibieron una insignia y un pergamino acreditativo, junto a la pequeña bota con la que estaban obligados a regar el nombramiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ulla exalta la calidad de sus vinos en la fiesta de las botas gigantes