Este es el nuevo yate de Amancio Ortega

Esta embarcación de 47 metros de eslora, diez de manga y casi tres metros de puntal es la última gran adquisición del fundador de Inditex


Un megayate llama la atención en el puerto deportivo Juan Carlos I, en Sanxenxo, desde principios de este mes. No tiene nombre, porque ese es un celoso secreto que solo le corresponderá escoger a su propietario, Amancio Ortega. Y es que esta embarcación de 47 metros de eslora, diez de manga y casi tres metros de puntal es la última gran adquisición del fundador de Inditex. Diseñado por la empresa holandesa Feadship, la misma que también hizo otros encargos para Steve Jobs o Bernard Arnault, este megayate impresiona por su tamaño, su estructura elegante y su presencia en el puerto sanxenxino. Dicen que zarpó del puerto de Aalsmen con el nombre de Femke para poder hacerse a la mar, como nombre transitorio mientras no se elige el definitivo. Yo no pude evitar cotillear en la ficha con la que se publicita en la web de Feadship. El juguetito consta de cinco estancias principales, alcanza una velocidad de catorce nudos y medio y tiene una tripulación de nueve personas. Toda una casa flotante dotada de las últimas comodidades y diseñada tanto para surcar las Rías Baixas como para navegar por el Atlántico. O por donde le dé la gana, vamos. El verano está a la vuelta de la esquina y me juego algo a que si este megayate permanece en la ría se convertirá en una atracción más para ir a Sanxenxo. Ya estoy pensando en acercarme un día de estos.

Sanxenxo recibe el nuevo yate de Amancio Ortega Con 47 metros de eslora y 10 de manga destaca en el puerto deportivo Juan Carlos I

La boda del año

¿Quién llevará a Meghan al altar? Si hay algo casi peor que una novia a la fuga es un padrino fuera de juego. Pues así está la boda del año, con todo en marcha, los invitados de camino, el vestido guardado bajo mil llaves, la tarta en el horno... y el padrino sin confirmar. Total, que el padre de Meghan Markle, Thomas Markle, anunció que sufrió un infarto hace seis días y que no asistirá a la boda. Pero no por el infarto. La cosa es que el hombre está abochornado porque al parecer arregló unas fotos con los paparazi, y le pillaron de lleno. Y todos sabemos que los paparazi no son precisamente bien vistos por la casa real inglesa, así que Thomas agachó la cabeza y anunció su baja, para no avergonzar a su hija. Aunque la última hora de ayer aseguraba que la propia Meghan envió un mensaje a su padre, y este podría haber cambiado de idea. Mejor así, porque el plan era que la novia y su madre (Doria Ragland) llegarían juntas en coche a Windsor y allí su padre la llevaría por el pasillo de San Jorge hasta el altar. ¿Y si finalmente falla? Pues dicen los corrillos que hay dos soluciones: o la lleva su madre o entra con su futuro marido, como hicieron antes Mette Marit o Máxima de Holanda.

La polémica

De hermanastros y envidias varias. Tenemos boda para rato, Y el tema de los paparazi parece que tiene chicha, porque esconde detrás un posible caso de celos entre hermanastros. Parece que los hijos del primer matrimonio del padre de Meghan, Thomas y Samantha, están algo molestos por no haber sido invitados a la boda. La propia Samantha confesó haber sido ella quien organizó el tema de las fotos de su padre, y ha anunciado que va a publicar un libro sobre su hermana titulado La princesa ambiciosa. Que digo yo que buena pinta no tiene la cosa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Este es el nuevo yate de Amancio Ortega