El plan de adelgazamiento de Narón: más de 40.000 kilos perdidos en un año

Unos 4.700 vecinos del municipio participan en el reto que persigue bajar en un bienio hasta 100.000 kilos

Dieta ártabra o cómo perder 100.000 kilos en dos años El ambicioso reto lanzado por el Concello de Narón pretende fomentar hábitos de vida saludables a través del ejercicio, la alimentación y la formación educativa

narón / lA voz

Ni los turrones ni los mazapanes han echado por tierra el reto de los vecinos de Narón. Tras los excesos navideños, el plan de adelgazamiento de su población -el premiado 100.000 motivos de peso que puso en el mapa de medio mundo a la octava ciudad de Galicia- suma y sigue. Son ya más de 4.500 los naroneses incorporados a este desafío saludable, que aspira a que el conjunto de los vecinos bajen cien toneladas en dos años. La fórmula: alimentación sana y, sobre todo, hábitos de vida saludables, porque la idea va más allá de decir adiós momentáneamente a los michelines.

Cada vez son más los que se unen al proyecto, impulsado en origen desde el centro de salud del municipio, con el ánimo de reducir la cifra de residentes de todas las edades con problemas de obesidad -unos 3.000- o de sobrepeso -otros 6.000- y, de este modo, frenar el desarrollo de patologías asociadas a ambas cuestiones: enfermedades cardiovasculares, diabetes o, como anotan desde el Área Sanitaria de Ferrol, hasta once tipos de cáncer.

«Sabemos que en Navidad ha habido algún exceso, pero no queremos remordimientos», confiesa el doctor Carlos Piñeiro, auténtico artífice del plan. Apunta que aún habiendo deslices, los usuarios han seguido fieles a los estilos de vida saludables -objetivo final de 100.000 motivos de peso- y como dice «hay que ser un poco flexible». Aunque no conviene bajar la guardia.  

  

Los protagonistas

Buen ejemplo es el de Teresa Rodríguez, de 55 años, que tras ser diagnosticada de diabetes «ha conseguido a base de dieta y ejercicio -caminatas, gimnasia de mantenimiento y sevillanas- bajar 21 kilos desde febrero y reducir el azúcar sin pastillas». Ahora le toca mantenerse.

Y como ella, según explica el doctor Carlos Piñeiro, hay otros 4.700 vecinos que han pasado por la báscula y han iniciado el proceso pautado y controlado por los responsables sanitarios, según las necesidades de cada uno. Los participantes han conseguido reducir mensualmente una media de 2,2 kilos, precisa. Y sin dar cifras exactas, sostiene que globalmente se han rebajado ya más de 40.000 kilos.

Con todo, dado el abanico de acciones asociadas al programa, el alcance de este es aún mayor. Así, hasta cuatro centros educativos del municipio -1.200 alumnos- participan en «Cardioescolas», el paraguas que, de la mano del Centro de Formación del profesorado de Ferrol y los propios maestros, agrupa las propuestas destinadas a convertir a los más pequeños en agentes del cambio en las familias. «Para mí, la concienciación de los jóvenes resulta prioritario», afirma Piñeiro.  

Múltiples actividades

Desde que los políticos de la corporación naronesa protagonizaran una pesada colectiva, a modo de llamamiento a la acción, hace casi un año, y el posterior arranque oficial en junio, se multiplicaron las acciones para tocar a todos los sectores de la población.

Charlas, talleres de cocina saludable, showcooking sobre la dieta ártabra -algo así como la versión local de la dieta atlántica, con fuerte presencia de pescado y carnes rojas- rutas de senderismo, marchas ciclistas, o carreras son solo algunas de las iniciativas desarrolladas.  

Propuestas específicas para cada franja de edad que, gracias a la presencia de televisiones de toda Europa han traspasado fronteras. «Desde el Concello seguiremos avanzando en iniciativas que se pondrán en marcha con distintos colectivos para alcanzar ese objetivo de perder 100.000 kilos que cada día está más cerca», señala la alcaldesa, Marián Ferreiro. Así, en febrero arrancará la liga de las asociaciones. Una competición entre barrios a la que hasta el próximo 25 de enero se pueden anotar todas las entidades del municipio. Próximamente se decidirán los diez retos que deberán superar los diez integrantes de cada equipo para hacerse con la victoria. Y para ayudarles, se ultiman talleres, con dietistas, cocineros y personal sanitario. Un pique en toda regla.  

La idea se exporta

Queda por delante todo un año, aunque, de mantenerse el ritmo actual, Narón podrá superar con nota el reto. Un desafío con una parte benéfica, pues los participantes se comprometen a entregar al Centro de Recursos Solidarios del municipio tantos kilos de alimentos como volumen de peso hayan perdido.

Ayuntamientos como Manacor o Sabadell se plantean ya copiar 100.000 motivos de peso, distinguido por la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad como el mejor proyecto de participación pública.

1.200 escolares se convierten en agentes del cambio de hábitos en sus familias

La fórmula tiene como claves una dieta sana y el fin de la vida sedentaria

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El plan de adelgazamiento de Narón: más de 40.000 kilos perdidos en un año