Los taxistas de Barcelona se dividen y dimite el líder del comité de huelga

Alberto Álvarez, la cara más visible de esta movilización ha optado por dimitir. Era partidario de votar a favor de desconvocar la huelga, tras valorar positivamente el decreto ley que presentó ayer la Generalitat

Asamblea de taxistas en Barcelona
Asamblea de taxistas en Barcelona

redaccón

La asamblea de taxistas ha arrancado en la plaza Catalunya de Barcelona una hora y media más tarde de lo previsto y con una evidente división entre el colectivo, que se ha hecho patente con la dimisión de Élite Barcelona y de su líder, Alberto Álvarez, del comité de huelga, tay como informa Efe. La asamblea debía iniciarse a las 11:00 horas para votar después si continuar o no con la huelga, que hoy llega a su sexto día.

Sin embargo, las desavenencias en el seno del comité de huelga, encabezado por Alberto Álvarez, del sindicato Élite Taxi, el mayoritario en el sector, ha provocado que la reunión haya comenzado con noventa minutos de retraso y en un clima de enfrentamiento y tensión.

Las discrepancias entre los miembros del comité se han hecho evidentes sobre el escenario, lo que ha llevado a Élite Barcelona y a su líder a «retirarse de cualquier responsabilidad que tenga que ver con esta huelga», según han informado en un comunicado.

«Ninguno de nosotros va a continuar en el comité de huelga, cada uno de nosotros quiere continuar a partir de ahora como un mero taxista y nos ponemos detrás del nuevo comité de huelga que se monte», han indicado.

Alberto Álvarez, la cara más visible de esta movilización, era partidario de votar a favor de desconvocar la huelga, tras valorar positivamente el decreto ley que presentó ayer la Generalitat y que abre la puerta a que los servicios de vehículos de alquiler con conductor (VTC) deban precontratarse con una hora de antelación.

Parte de los taxistas, sin embargo, se han mostrado partidarios de mantener la huelga al considerar insuficiente la propuesta del Govern.

Álvarez, además, había propuesto que la votación sobre la huelga se realizara en urna y que hubiera tres opciones posibles: seguir con el paro, levantarlo o «dar una tregua» a la Generalitat y reactivar las movilizaciones durante el Mobile World Congress si el Govern «no cumple con lo prometido».

Otros taxistas del comité de huelga han propuesto votar a mano alzada, aunque finalmente esta opción se ha descartado, precisamente tras una votación a mano alzada, y han exigido que solo fueran dos las opciones a elegir: el mantenimiento o la desconvocatoria de la huelga.

Ante esta situación, las votaciones, que debían iniciarse a las 12:00 horas, se retrasan a las 16:00 horas, de manera que el recuento no se conocerá hasta esta noche.

Cabify dice que aprobar el decreto en Cataluña sería como una expulsión

El fundador de la empresa española Cabify, Juan de Antonio, ha dicho hoy en Madrid que la aprobación del decreto sobre regulación de vehículos de alquiler con conductor (VTC) que pretende la Generalitat de Cataluña sería como una expulsión de la compañía de este territorio.

De Antonio ha señalado que «no hay que precipitar decisión alguna» sobe una salida de la compañía de Cataluña y ha apuntado que Cabify está para quedarse y que «aún tiene mucho camino por delante».

El fundador de esta plataforma de movilidad ha concretado sobre el contenido del decreto VTC que prepara la Generalitat que restringir el periodo de precontratación a 15 minutos acabaría con su negocio y ha añadido que solo el 4 % de los trayectos contratados mediante Cabify se registran con ese periodo de tiempo de antelación.

La empresa ha apuntado en este sentido que el 96 % de los trayectos que se solicitan en Cataluña son trayectos para recoger al cliente «lo antes posible».

Cabify ha considerado al respecto que cualquier restricción a la libre prestación de un servicio «es ilegal» y ha agregado que esa condición «está protegida» por normativas españolas y europeas.

Sobre la posibilidad de emprender medidas legales en el caso de que sea aprobado un nuevo decreto VTC en Cataluña, De Antonio ha comentado que «por supuesto todos los propietarios» de VTC defenderán sus intereses y Cabify «también».

Para el fundador de la compañía «la realidad» es que cuentan con un millón de usuarios registrados en Cataluña, con más de 2.000 familias «que dependen de los que trabajan conduciendo» un vehículo VTC.

De Antonio ha dicho que no cree que la Generalitat «quiera aniquilarlo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los taxistas de Barcelona se dividen y dimite el líder del comité de huelga