«No estoy en contra del sexo, sí contra la sexualización de los niños»

Integrante de la junta de Mujeres en la Industria Musical y trabjadora de la promotora Miles Away de la sala Razzmatazz, Ivone Lesón habla sobre la música explícitamente sexual que muchas veces suena en las fiestas infantiles

ILUSTRACIONES QUE DENUNCIAN LO QUE ESCUCHAN LOS NIÑOS EN LAS FIESTAS INFANTILES
ILUSTRACIONES QUE DENUNCIAN LO QUE ESCUCHAN LOS NIÑOS EN LAS FIESTAS INFANTILES

redacción

Ivone Lesón rechaza de plano el que pequeños convivan con total normalidad con canciones machistas. «El hecho de que esté una niña de cinco años perreando y que la gente diga qué mona y cómo mueve el culo es horrible -opina-. Yo no estoy en contra del sexo, pero sí de la sexualización en niños que no entienden lo que están haciendo».

Además de su trabajo en el mundo de la industria musical, dentro de la promotora Miles Away, es madre de una niña de cinco años. Como tantas otras, ha visto cómo en cumpleaños y fiestas infantiles surgen canciones que subrayan los estereotipos de género. O se regodean en la violencia machista. «Esas canciones marcan unos patrones que ellos, siendo tan pequeños, normalizan. Eso me parece muy peligroso. Por un lado le estamos hablando del empoderamiento de la mujer y la igualdad. Por otro, todas estas canciones predican todo lo contrario. Le estamos petando la cabeza».

Lesón no apunta solo al reguetón, como suele ser usual en muchos padres que focalizan ahí sus recelos. «El reguetón a lo mejor es un amplificador, pero está en todas partes -explica-. Escucha Material Girl de Madonna, por ejemplo. El reguetón, gracias a los canales de difusión que existen hoy, parece que sea el germen el problema. Para nada lo es. Es la consecuencia».

Respecto a abanderar una suerte de puritanismo, se ríe. «Yo no tengo miedo al sexo, ni ningún problema en enseñárselo a mi hija. Lo que pasa es tiene cinco años. Quiero que juegue, que cante, que salte y que se divierta. Evitando ese tipo de inputs en su cerebro puedo mantenerla en esa época que le corresponda mejor que si los tiene. Para mí no es puritanismo, es una cuestión de etapas de la vida. A mi hija no le estoy dando un ordenador para que escriba una novela porque no le toca. Pero no estoy en contra de las novelas».

Ante las voces que piden leyes al respecto y prohibiciones, Ivone apela a la sensibilización: «Crear prohibiciones siempre genera un efecto rebote. Y más con personas a las que que no parece que esto sea importante, ni lo ven como un problema. Yo simplemente haría campañas de sensibilización. La pregunta es: ¿Tú le dirías esto a tu hijo? Y poner esa letra. Si no se lo dirías a tu hijo, pues no se lo digas a los hijos de los demás. Se trata de educar a los mayores, no de prohibir nada. ¿Tú te crees que un niño de 5 años está capacitado para entender eso?» 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«No estoy en contra del sexo, sí contra la sexualización de los niños»